Guatemala: Informe de Progreso de Políticas de Primera Infancia

Para promover la adopción de mejores políticas públicas que fomenten el desarrollo de los niños y niñas más pequeños, en noviembre de 2017 se firmó en Bogotá la Agenda Regional para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia. La Agenda, que suscribieron 22 representantes de distintos sectores provenientes de 11 países, define cuatro ámbitos en los que los participantes acuerdan priorizar sus esfuerzos: (1) Intersectorialidad y financiamiento, (2) Calidad de los servicios de desarrollo infantil, (3) Medición del desarrollo infantil, y (4) Colaboración y alianzas.

Para medir el avance de los países hacia el cumplimiento de estos acuerdos, el Diálogo Interamericano está coordinando la producción de una serie de Informes de Progreso de Políticas de Primera Infancia en distintos países. Los informes, que están siendo elaborados de manera independiente por organizaciones de sociedad civil en cada país, medirán el avance en áreas específicas comunes y expondrán los avances y desafíos en las políticas de primera infancia a nivel nacional.

Guatemala enfrenta un reto monumental: organizar un sistema integral de atención de salud y educación que permita a las niñas y niños adquirir las habilidades para mejorar su calidad de vida en las siguientes etapas de su vida. Un 46.5% de los niños guatemaltecos sufre de desnutrición crónica, lo que representa que 1 de cada 2 niños/as, según la última Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil 2014/2015 del Instituto Nacional de Estadística.

A continuación, se presenta una semblanza de la ejecución de la Política de Primera Infancia con basado en las respuestas obtenidas a través de una encuesta. El instrumento seleccionado es una encuesta preparada por el Diálogo Interamericano, cuyo diseño permite la comparabilidad de los datos obtenidos en cada uno de los países de la región, cumpliendo así la función de evaluar de manera independiente el grado de avance de los acuerdos en cada país. Dicho instrumento fue utilizado para generar reflexión y las respuestas fueron recolectadas a fin de revisar el avance de La Política de Primera Infancia. Estos insumos recogen la percepción de las instituciones en cuanto al progreso de las políticas de desarrollo infantil desde la perspectiva de las once instituciones que colaboraron en el esfuerzo.

La Política de Primera Infancia en Guatemala es un marco referencial, y su existencia es un avance relevante, sin embargo hay un amplio camino por recorrer para su adecuada implementación. Guatemala tiene un gran desafío para mejorar la condición de los niños y niñas que sufren desnutrición y falta de cuidados básicos. Para llegar a ello es imperativo que Guatemala avance en las cuatro áreas delineadas en el acuerdo. Necesita una mejor coordinación entre todos los agentes con un financiamiento claro acompañado de una visión integral de la primera infancia, se requiere estándares claros y transversales de calidad de los servicios, se recomienda avanzar hacia una medición integral a través de una encuesta nacional de medición y para lograr estos objetivos se requiere mecanismos de diálogo permanente entre el gobierno y todos las entidades involucradas.

https://www.thedialogue.org/wp-content/uploads/2019/10/Guatemala-Layout-2-1.pdf

Algunos de los mensajes clave:

Intersectorialidad y financiamiento: Guatemala elaboró una Política Pública para la Primera Infancia el año 2010. El avance relevante en el país es la promulgación misma de la Política de Primera Infancia. Esta política existe como un marco referencial, cuya implementación es necesario reforzar. La Política para la Primera Infancia busca calidad de los servicios organizados dentro de un sistema de atención integral pero no define elementos centrales para su implementación y no se observa cohesión hacia el cumplimiento de la Política, lo que fragmenta y debilita la atención de la niñez. Aunque se determinan las áreas de intervención, el personal necesario, la forma y condiciones requeridas no se encuentran descritas ni determinadas dentro de la Política. Existe poca evidencia de que las instituciones identificadas como ejecutoras en materia de primera infancia tengan relación o apoyen la ejecución de las acciones estratégicas establecidas para la implementación de la Política. Esto se interpreta como que cada una de las instituciones continúa con su labor y su misión de manera independiente, sin considerar que contribuyen a la ejecución de la Política. Además, el gasto público destinado a la primera infancia no es claramente identificable.

Calidad de los servicios de desarrollo infantil: En Guatemala cada institución organiza sus funciones y determina sus estándares de acción, así como los instrumentos utilizados, existiendo una multiplicidad de visiones. Existen diversas instituciones tanto públicas como privadas cuya función es proveer atención a la primera infancia en las áreas de salud, educación, nutrición o protección que entregan servicios de acuerdo a sus propias métricas cumpliendo con los requerimientos mínimos de los Ministerios. Sin embargo, este conjunto de instituciones son insuficientes para ofrecer cobertura a la población objetivo. La Política de Primera Infancia no describe estándares. El desafío en relación con este acuerdo es identificar estándares de calidad para las diversas áreas de intervención de forma estratégica que sean aplicadas de manera universal en entidades tanto públicas como privadas.

La medición del desarrollo infantil: En Guatemala se realizan levantamientos de información. Sin embargo, han realizado de manera desarticulada, atendiendo principalmente las necesidades de cada institución, pero sin una coordinación que permita implementar un política integral de la primera infancia. Se recomienda revisar la pertinencia de una encuesta longitudinal, llevar a cabo la séptima Encuesta Nacional de Salud Materno-Infantil priorizando las dimensiones del desarrollo que se cubrirán, con un trabajo técnico de calidad para que los resultados permitan tomar decisiones sobre el rumbo de la Política de la Primera Infancia a nivel nacional. Se debe asegurar que la encuesta se realice periódicamente, bajo el liderazgo claro de una institución definida.

Colaboración y alianzas: La Política de Primera Infancia describe la relación de las instituciones gubernamentales, sin embargo, cuando se trata de reconocer la participación de la sociedad civil, no existe evidencia de su inclusión en la misma. Uno de los principales retos que enfrentan las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en el campo del desarrollo integral de la primera infancia, es lograr mecanismos permanentes de diálogo con las autoridades intersectoriales a fin de reconocer la importancia de enfocar esfuerzos en la primera infancia. Es esencial conformar un consejo directivo o una figura legal con plena representación que permita liderar la operativización de la política de primera infancia.

Siga nuestro informe online con #EducaciónGT #PrimeraInfanciaGT

DESCARGUE EL INFORME COMPLETO AQUÍ.


Downloads


Related Links