Shifter: “Joe Biden no es blando, es un duro con las dictaduras”

Carlos F. Chamorro interviewing Michael Shifter Confidencial / YouTube

Una eventual victoria demócrata en las elecciones del tres de noviembre en Estados Unidos, plantearía un enorme desafío al exvicepresidente y actual candidato presidencial Joe Biden, al tener que “concentrarse en la política doméstica como nunca”, para enfrentar la crisis económica, la pandemia del coronavirus, y reconstruir las instituciones democráticas erosionadas por la Administración de Donald Trump.

Este es el pronóstico de Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, quien esperaría algunos cambios en la relación de los demócratas con una América Latina debilitada económicamente, fragmentada y sin liderazgo, en temas de democracia, medioambiente y derechos humanos.

Sin embargo, “Joe Biden no es un blando”, advierte Shifter, “los demócratas no tienen ninguna ilusión con dictaduras como Nicaragua o Venezuela”, y las sanciones impuestas a estos regímenes “no se van a suavizar”, a menos que haya cambios democráticos.

Michael Shifter conversó con Carlos Fernando Chamorro de Confidencial para tratar cómo la administración Biden manejaría los temas más apremiantes de América Latina y cómo las relaciones regionales podrían cambiar. La conversación abarcó una amplia gama de temas como la estrategia interna de la campaña Biden, un conflicto posible entre Biden y Claver-Carone, y la política de Biden hacia los dictadores de la región.

Comentarios de Michael Shifter: 

“Todo está en juego, Bernie Sanders lo dijo muy bien: la economía está en juego, la democracia, y el planeta están en juego. Realmente hay un reconocimiento de lo urgente que es cambiar la administración.”

“Es cierto que en algunas encuestas la fortaleza de Trump es que tiene buenos puntos para manejar la economía, porque antes de la pandemia esto (se) le reconoce, porque la economía iba más o menos bien. Entonces es importante que Biden demuestre que tiene un plan económico bien pensado, coherente para atacar los problemas en el país.”

“Yo lo veo (a Biden) muy duro contra Maduro […]. Yo creo que el Partido Demócrata en esto ha cambiado, con una posición mucho más dura con respecto a Ortega, con respecto a Maduro.”

“Si gana Biden, va a tener un presidente en el Banco Interamericano de la administración Trump, un ideólogo de la administración Trump, un halcón fuerte, y tendría que lidiar con una administración totalmente diferente, que sería lo contrario de Trump.”

“Parte de la tarea de Biden, más allá de cualquier política hacia Nicaragua, o América Latina, o el resto del mundo, va a ser reconstruir un proceso de toma de decisiones: el Departamento de Estado está muy golpeado; otras agencias también están muy golpeadas, hay gente en esos cargos que no son competentes o son ideólogos, o no hay gente, están vacíos los cargos.”

[…]

Vea la entrevista completa en Confidencial