Educación: Una oportunidad de desarrollo para Guatemala

˙ Opportunities for My Community

This post is also available in English

Una estudiante recibe su diploma

La educación es una piedra angular para el desarrollo humano y económico. Por cada año adicional de escolaridad cursado, el ingreso de una persona aumenta hasta en un 10%, lo que se traduce en importantes mejoras en la calidad de vida[1]. Además, una población educada es una herramienta poderosa para cambiar la economía de un país, asegurando que las personas cuenten con las habilidades necesarias para competir globalmente.

Guatemala ha realizado un trabajo importante para ampliar la cobertura educativa en primaria y secundaria. Sin embargo, en lo que respecta a la calidad de la educación, aún queda mucho trabajo por hacer ya que solo una quinta parte de los estudiantes de básico y diversificado alcanzan los estándares nacionales en matemáticas y lectura[1]. Además, alrededor del 6.6% de los estudiantes de básico abandonan sus esudios. Las principales razones de esta deserción son la necesidad de unirse a la fuerza laboral y la decisión de migrar.  

¨Nuestra sociedad está enfatizada a que vengan proyectos a las comunidades y no ven la prioridad que es el estudio. Ya que algunas veces tienen ellos ya en la mente decir: Saliendo de tercero básico yo me voy a los Estados Unidos”- Izela de León, Docente del Diplomado B’etil

El Diplomado B’etil

Los desafíos educativos de Guatemala y sus altos niveles de emigración[1] están fuertemente relacionados. Tanto la educación como la migración son decisiones conscientes que las personas toman para tratar de mejorar su calidad de vida. Sin embargo, la educación es en la mayoría de los casos una opción mucho más segura para la juventud guatemalteca.

Con el fin de ayudar a que los jóvenes guatemaltecos desarrollen habilidades preprofesionales que se traduzcan en un valor agregado para su carrera futura, el proyecto Oportunidades para mi Comunidad implementa desde el año 2017, un programa de educación extracurricular en municipios de alta emigración en Guatemala.

Este programa extracurricular es llamado Diplomado para el Desarrollo de Destrezas Profesionales “B’etil”, que significa avanzar o caminar en Mam, un idioma maya que se habla en Guatemala. El Diploma B’etil consta de tres módulos enfocados en el desarrollo de habilidades en matemáticas, comunicación y emprendimiento y vinculados por dos temas transversales: participación ciudadana y formación laboral. El plan de estudios se alinea con las necesidades y prioridades de los institutos socios y fue revisado y aprobado por el Ministerio de Educación de Guatemala.

“El Director pasa de clase en clase diciéndonos que vayamos al Diplomado. Que esos papeles nos van a ayudar mucho en nuestra carrera, universidad”- Bryan Saquic, Estudiante

Alianzas con Centros Educativos

La Dirección departamental de Educación en Guatemala (DIDEDUC), atendió a la ceremonia de graduación B’etil

El proyecto Oportunidades para mi Comunidad se ha asociado con más de veinte centros educativos para implementar el Diplomado B’etil en los departamentos de Totonicapán, Quetzaltenango y Huehuetenango. Los centros educativos ofrecen salones de clase para implementar el Diplomado, además de promover el programa entre los estudiantes y sus padres. Por ejemplo, la implementación del Diploma B’etil en el Instituto Nacional de Educación Básica Telesecundaria Pacajá, en Quetzaltenango, es posible gracias a la coordinación del director con los líderes de la comunidad para proporcionar un espacio físico donde recibir a los estudiantes. Esto ha permitido a los jóvenes tener un salón de clases apropiado y seguro para asistir a las sesiones del Diplomado, muy cerca de su instituto. Además, este centro educativo brinda puntos adicionales a aquellos estudiantes que participan en el programa, lo que los mantiene motivados.

Los directores de los institutos han mostrado entusiasmo por el Diplomado, ya que les brinda a los estudiantes la oportunidad de reforzar sus conocimientos básicos en matemáticas y comunicación, del mismo modo, permite que los jóvenes puedan explorar el mundo empresarial a una edad temprana. Por ejemplo, gracias al Diplomado, los estudiantes aprenden a crear su propio currículum y conocen los pasos necesarios para crear un negocio. Además, desarrollan habilidades blandas como hablar en público. Este tipo de actividades son útiles para fomentar la confianza de los estudiantes, así como para prepararlos para situaciones de la vida real en su futuro profesional.

Compartiendo métodos de enseñanza

Estudiantes en Todos Santos Cuchumatán, durante las clases B’etil.

El Diplomado B’etil ha tenido la apropiación de los institutos participantes. Sus herramientas didácticas, que constan de tres libros de trabajo y varios juegos educativos, han sido fáciles de compartir. Además, el enfoque es relativamente simple y no requiere materiales costosos ni dinámicas complicadas. Además, su enfoque participativo ha despertado el interés de los maestros, que lo describen como una experiencia diferente que los estudiantes disfrutan. Luis Tzaquiztal, docente del Proyecto en el Instituto de Educación Básica por Cooperativa Aldea Chotacaj, describe el Diplomado como: “Muy divertido, muy dinámico y muy entretenido para cada uno de los estudiantes. [Los estudiantes] mencionan que al momento de venir ellos aprenden jugando. Los libros tienen una diversidad de actividades que ayudan a que los estudiantes puedan participar de diferentes maneras.”

Mejora de resultados educativos

La medición del impacto del programa ha sido una prioridad para el proyecto. Respecto al rendimiento académico de los estudiantes, los resultados de un examen previo y posterior a la implementacion del Diplomado, han demostrado que, en promedio, los estudiantes mejoraron sus conocimientos en matemáticas, comunicación y emprendimiento en un 52% después de completar el programa. Además, el Diplomado tuvo éxito al abordar las brechas educativas preexistentes, como la que se puede notar entre estudiantes ladinos y mayas.

Desde 2017, más de 5,500 estudiantes han participado en el Diplomado B’etil, y muchos han recibido su “Diploma” durante una ceremonia especial. Las ceremonias de graduación son un momento importante para reconocer el compromiso adquirido por los estudiantes, sus padres, maestros, directores y autoridades locales, quienes ven en la educación la oportunidad de construir un mejor futuro para los estudiantes, sus comunidades y su país.

Si quieres saber más del proyecto haz click aquí

[1] De 2009 a 2017, la emigración annual en Guatemala aumentó un 4.2% (60,139 en 2017). Ver Manuel Orozco, Trends in Central American Migration. Disponible en:  https://www.thedialogue.org/wp-content/uploads/2018/08/CCAAug2018.pdf

[2] INE, República de Guatemala: Compendio de Educación 2015. Disponible en:
https://www.ine.gob.gt/sistema/uploads/2017/01/16/13EpHY9jEEyYORgJJAUwB758EoJL36aV.pdf

[3] UNESCO, Education Counts, 2011. Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0019/001902/190214e.pdf