Los Paquetes de Presetaciones a la Primera Infancia en América Latina

Primera infancia evento

Este artículo también está disponible en: Inglés

El 18 de junio, el programa de Educación del Diálogo Interamericano, Early Childhood Development Action Network (ECDAN) y la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de UNICEF convocaron un seminario virtual para reflexionar sobre el progreso realizado por los países de la región hacia el desarrollo de un Paquete Básico de Prestaciones para la Primera Infancia, así como sobre los mecanismos de financiamiento y monitoreo para implementarlos adecuadamente. Panelistas de Perú, México, Argentina y la República Dominicana compartieron el estado de la implementación de estos servicios en el contexto de COVID-19.

Este encuentro digital contó con la participación de Ariela Luna, ministra de Desarrollo e Inclusión Social del Perú, Ricardo Bucio, director ejecutivo del Sistema Nacional de Protección a la Niñez y la Adolescencia de México (SIPINNA), Larissa Pumarol, subdirectora del Plan Quisqueya Empieza Contigo (QEC) de la República Dominicana y Javier Curcio, director del Departamento de Economía de la Universidad de Buenos Aires. Este seminario fue moderado por Ariel Fiszbein, el director del programa de educación en el Diálogo Interamericano, Elizabeth Lule, directora ejecutiva de ECDAN, Shekufeh Zonji, líder técnica global de ECDAN y Monica Rubio, asesora regional de UNICEF LACRO. El encuentro contó con la asistencia de 520 participantes.

De manera creciente, los países de América Latina están definiendo las prestaciones de salud, nutrición, cuidado y desarrollo, educación y protección a las que todas las niñas y niños deben tener acceso para garantizarles un pleno y adecuado desarrollo. Estas necesidades se han visto amplificadas aún más por la actual crisis del COVID-19, lo que hace más urgente que nunca el establecimiento y la difusión de suficientes recursos. El panel describió los desafíos actuales que enfrenta el desarrollo del niño en la primera infancia en sus propios países, así como el diseño y la implementación de los paquetes de prestaciones.

Los panelistas concordaron en que uno de los factores más importantes para que el desarrollo de los paquetes de prestaciones a la primera infancia tenga éxito y responda a las necesidades de los niños es la colaboración multisectorial. A fin de proporcionar una atención integral, los panelistas enfatizaron el papel esencial que desempeñan otros ministerios y dirigentes políticos para que el desarrollo del niño en la primera infancia sea un componente clave de la agenda de un país. En particular, ante una pandemia mundial, los panelistas destacaron la importancia de la continuidad de los servicios de atención en la primera infancia.

Javier Curcio presentó un informe titulado «Construyendo un paquete básico de prestaciones para la primera infancia», en el que se detalla los acuerdos alcanzados sobre los componentes de un paquete básico de prestaciones por expertos de la región el año pasado. El objetivo de este documento es guiar a los países de la región en la elaboración de normas regionales sobre prácticas comunes para el desarrollo del niño en la primera infancia. Desde entonces, el informe ha servido como base para el diseño y la construcción de varios paquetes específicos para cada país.

La Ministra Ariela Luna compartió su trabajo en el desarrollo de recursos y asignaciones presupuestarias para los niños y niñas en todo Perú. La estructura del programa está organizada por siete objetivos principales con 30 programas de desarrollo de la primera infancia que responden a retos en el país como la desnutrición y el acceso a la educación. Éstos se distribuyen principalmente en función del grupo de edad, la necesidad y la región. Luna notó que desde 2008, Perú ha experimentado un progreso significativo en el desarrollo y el aumento del acceso a los recursos familiares e infantiles. Ella atribuye gran parte de este progreso al aumento de la colaboración entre los sectores públicos y privados del Perú. También destacó que los programas son orientados a resultados. De hecho, los funcionarios miden el éxito de los paquetes de prestaciones a través del impacto de los recursos y no sólo en función de si éstos son recibidos por los niños y niñas. Luna destacó que el desarrollo de la primera infancia está ahora en la agenda de esencialmente todas las principales instituciones y actores políticos del Perú. Seguirá siendo una prioridad en el país en medio de la crisis del COVID-19 para asegurar que los niños y niñas estén sanos, educados y tengan pleno acceso a sus derechos.

Larissa Pumarol, subdirectora del Plan Quisqueya, presentó las iniciativas adoptadas en la República Dominicana para apoyar la entrega de los paquetes de prestaciones a la primera infancia. Desde la perspectiva del Plan Quisqueya, que busca reducir la pobreza y la exclusión social a través de políticas públicas, Pumarol reflexionó sobre la amplia variedad de servicios que ofrece el gobierno desde la etapa prenatal hasta la adolescencia. Describió los factores que definen su modelo de intervención, entre ellos la nutrición, las necesidades especiales y la protección contra el abuso. El Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI) presta la mayoría de los servicios, los cuales se han adaptado a la pandemia mediante la distribución de recursos esenciales a las comunidades vulnerables y la promoción de la telemedicina. Pumarol subrayó la importancia de incluir la atención prenatal en los servicios de desarrollo de la primera infancia, que incluyen servicios como salas de lactancia y apoyo socioemocional. Comentó el grado de inversión pública en esos servicios, destacó que la mayor parte de su financiación procede del sector de la salud y los servicios sociales, pero que requieren una mayor inversión del sector de educación. Por último, Pumarol destacó la importancia de la colaboración intersectorial y su objetivo de aumentar los sistemas de registro y la diversificación de los servicios.

Ricardo Bucio describió la Estrategia Nacional de Atención a la Primera Infancia (ENAPI) en México. Destacó la importancia de las leyes actuales que protegen los derechos de los niños y niñas, pero también el establecimiento de una visión clara para su desarrollo. Al igual que los demás países del panel, la estrategia da prioridad a los niños de las comunidades con menos recursos y vulnerables y procura atender las necesidades de todos los grupos de edad, pero en particular de los niños de 0 a 5 años. Bucio señaló que el reto principal de la estrategia es la aplicación de normas y procedimientos universales en los diversos estados y municipalidades del país. Explicó que, desde la pandemia, el gobierno mexicano ha tomado medidas para determinar cuáles son los servicios esenciales y capaces de continuar virtualmente a fin de prevenir altas tasas de deserción escolar o un aumento de la mortalidad. Se ha puesto cuidado especial en que los niños y niñas afectados por la pobreza y aquellos cuyos apoderados han perdido sus trabajos sigan teniendo acceso a estos servicios.

Antes de comenzar el seminario web, preguntamos a nuestro público qué servicios básicos para la primera infancia deberían tener prioridad durante la crisis de COVID-19. Las respuestas se codificaron en una nube de palabras que se presenta a continuación.

El evento concluyó con una breve ronda de preguntas del público del seminario virtual sobre el desarrollo de la primera infancia tras la pandemia. Las preguntas se centraron en tres temas principales: si los presupuestos de primera infancia se verían afectados por la pandemia, la importancia del liderazgo sobre los esfuerzos intersectoriales y los factores que ayudan a los programas a obtener resultados. Los panelistas reconocieron las evidentes reducciones en los presupuestos nacionales, pero universalmente enfatizaron la importancia y la protección de estos servicios durante la pandemia. Además, estuvieron de acuerdo con la importancia de un fuerte liderazgo en los programas de desarrollo, incluso en el contexto de un enfoque multisectorial. Al considerar los componentes esenciales de los paquetes exitosos, los panelistas explicaron que el factor más importante es crear programas que respondan a las diversas necesidades de los niños en cada etapa de su desarrollo.

Este evento es el segundo de una serie de eventos sobre la primera infancia y la crisis de COVID-19. Encuentre otros eventos de la serie aquí.

VEA LA GRABACIÓN DEL EVENTO AQUÍ


Downloads


Related Links