Estrategia de Estados Unidos contra Maduro: Acusaciones de Narcoterrorismo, Operación Militar en el Caribe y el Marco para la Transición Democrática de Venezuela

Donald Trump and Mike Pence Joyce N. Boghosian / The White House

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, fue entrevistado por El Washington Post Podcast. En su intervención, Shifter analizó la estrategia de Estados Unidos para debilitar el régimen de Maduro en Venezuela. Las acusaciones de narcoterrorismo y corrupción, la operación militar en el Caribe y el “Marco para la Transición Democrática de Venezuela” fueron algunos de los temas tratados en esta entrevista.

Comentarios de Michael Shifter:

“A mi parecer, el tema de drogas está en la agenda política de Estados Unidos. Demostrar fuerza y el despliegue de militares es políticamente ventajoso para Trump en un momento en el que se acercan las elecciones. Otro elemento es la exhibición de fuerza frente a Nicolás Maduro con la esperanza de que este caiga, los militares se fragmenten y lo saquen del poder”.

“La administración de Trump ha tenido muchos planes para mostrar fuerza. Este es otro nivel, un nivel muy peligroso y que no va a generar muchos amigos en América Latina. Por otro lado, lo que le importa a Trump en este momento es su reelección y combinar el tema de Venezuela con el tema del narcotráfico.”

“Es curioso que en sus ruedas de prensa él combine anuncios sobre el Covid-19 y esta operación. Realmente, me parece un error vergonzoso combinar estos dos aspectos, dado las grandes diferencias.”

“El anuncio del “Marco para la Transición Democrática de Venezuela” un día después de la comunicación del juicio político es parte del juego de la administración [de Trump]. El juicio político con la operación militar son el garrote y el otro es la zanahoria. [El marco se anuncia] esperando darle a Maduro una salida y mostrar una cara buena. La administración está combinando ambas tácticas para demostrar que está comprometido con una transición democrática en Venezuela.”

“Existen algunos problemas con la propuesta. Primero, favorece demasiado a la Asamblea Nacional y a Guaidó. No había ninguna esperanza de que Maduro la aceptará. Segundo, no trata el tema de los militares. [La propuesta] no intenta dar ninguna protección ni garantía a los militares. Obviamente, si ellos ayudan a fracturar y cambiar el régimen, ellos necesitan algunas garantías. No creo que haya habido una negociación seria entre Estados Unidos y los militares. Este es el juego de garrote y zanahoria muy mal ejecutado y con muy poca sofisticación.”

Escuche la entrevista completa en El Washington Post.