Teddy James/Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Aproximadamente 23 millones de hogares en América Latina y el Caribe reciben remesas; 16.6 millones provienen de Estados Unidos. En el 2016, el flujo de remesas familiares a la región creció 8%. 

En específico, hay cuatro tendencias que pueden explicar este crecimiento:

  1. La cantidad de migrantes mexicanos que están enviando dinero (porcentaje que creció de un 50 a un 60% del total de migrantes mexicanos);
  2. La migración continua proveniente de Centroamérica;
  3. El uso de transferencias electrónicas o vía Internet para el envío de remesas, y 
  4. El tipo de cambio del dólar. 

El 9 de marzo el Director del Programa de Migración, Remesas y Desarrollo, Manuel Orozco, habló sobre estas tendencias en el Foro Latinoamericano de Remesas y Migración, organizado por IMTC. Aquí puedes encontrar la presentación en inglés y español.