Michael Shifter: “En términos muy técnicos lo de Bolivia es un golpe”

Photo Credit: Francisco Arteaga

Esta semana, los enfrentamientos en Bolivia empeoraron tras las conclusiones de la OEA –que indicaba fraude y recomendaba nuevas elecciones–, la renuncia de Evo Morales y la subida al poder de la oposición más conservadora y racista. Entre tanto, los conflictos en Chile están a punto de cumplir un mes, Venezuela llora y Brasil aplaude a un Lula libre. ¿Y el Perú? Bien, gracias. Aunque, según Michael Shifter, analista y presidente de Diálogo Internacional, ya no hay que fiarse demasiado de las aguas mansas. Con él echamos una mirada al panorama de una región que, al cierre de esta edición, sigue ardiendo.

Venezuela era, hasta hace un mes, el foco del conflicto en la región, pero de pronto estallan Ecuador, Chile, Bolivia. ¿Qué relación hay entre todos estos estallidos?

Venezuela es un caso único y creo que ningún otro país, sea Bolivia, sea Chile, se compara. Venezuela es la destrucción de un país. No solo la democracia y la economía, sino el país, la sociedad, está destruida. Yo veo Venezuela como un caso aparte y extremo.

¿El hecho de que el foco de atención se haya desviado a Chile y Bolivia le da algún aire a Maduro ante a la opinión externa?

Maduro, aun antes de Chile y Bolivia, estaba en una situación bastante cómoda. Las conversaciones en Oslo y Barbados ya colapsaron. Nadie está hablando de una opción militar que, me parece, está totalmente descartada. Lo único es esperar la aplicación de sanciones, aislar a Maduro diplomáticamente y que eso resulte en un cambio en Venezuela. Pero, sí, tal vez es un factor. Siempre que hay otros temas que ocupan la atención, es un alivio por un tiempo para Maduro. Aun antes de las crisis de Chile y Bolivia, la verdad es que la estrategia de cambio de régimen ha fracasado. La oposición está en una situación difícil y Maduro, bastante firme.

¿Podríamos decir que Venezuela sigue siendo, en la región, nuestro problema principal?

[…]

Lea la entrevista completa en La República