¿Cambio de viento en la política educativa estadounidense?

˙

Varias iniciativas recientes sugieren que existe una reforma fundamental en el pensamiento sobre política educativa en los Estados Unidos hoy en día.

Algunos tipos de elección libre de escuelas y rendición de cuentas (accountability) por parte de los docentes han ganado apoyo substancial – en muchos casos, aún de los mismos sindicatos que anteriormente los protestaban. La administración de Obama promueve su iniciativa educativa principal, Race to the Top (Carrera a la Cima), la cual ofrece amplio apoyo económico en los estados que abren paso a más escuelas charter, vinculan la remuneración docente al aprendizaje estudiantil y sacan de las aulas los docentes con bajo rendimiento profesional. Esta política refleja tanto como avanza las tendencias que ya son evidentes en el país.

Ejemplos de esta reforma nacional se ven en tres casos particulares:

En Nueva York, algunos tipos de elección de escuelas ya son realidades políticas ya aceptadas con apoyo de los votantes y padres de familia, como se evidencia en este artículo reciente. Otro artículo (más largo) del New York Times Magazine, con el titulo provocativo de “Última Parada del Sindicato Docente” provee una vista más amplia de esta tendencia.

En Denver, Colorado, una nueva ley de efectividad docente fue aprobada a pesar de la relación tradicional entre el Partido Democrático, el cual domina las políticas del estado en Colorado, y los sindicatos docentes. Un periodista de Colorado comenta que “la lucha prolongada (sobre la ley) dio luz a algo importante: una coalición sin precedente de empresarios, reformistas educativas y grupos de derechos civiles que se aliaron con un equipo multipartidario de políticos en Colorado para decir que esto es lo que se debe hacer por los jóvenes.”  Este artículo del NY Times detalla la nueva ola de reformas que la ley en Colorado representa.

 

En Washington, DC — la ciudad con el porcentaje más alto de escuelas charter en el país — la  Superintendente de Escuelas Michelle Rhee se ha convertido en la figura nacional de una reforma agresiva del sistema escolar (hasta apareció en una foto con una escoba en la revista Time) y la voz más destacada por el cambio del sistema de permanencia de los docentes, hacia el pago por mérito y la posibilidad de despedir docentes inefectivos.    

Como sugiere el articulo del New York Times Magazine, existen por lo menos cuatro razones que catalizaban ese gran cambio: 1) una nueva camada de pensadores con ideas para reformar la educación;  2) la coalescencia de una clase de políticos progresistas con la valentía de no seguir favoreciendo a los sindicatos docentes simplemente para conseguir sus votos; 3) la innovación que permitió el financiamiento de fundaciones como la de Bill Gates y Eli Broad; y 4) el movimiento de las escuelas charter que ha despertado una generación de padres de familia que defiende la educación pública de calidad.