Sarah Stanton / Inter-American Dialogue

Este primero de marzo, el Diálogo Interamericano y Unidos por la Educación presentaron los resultados y las recomendaciones de un nuevo informe sobre políticas docentes en Panamá. Asistieron más de cuarenta representantes de varias fundaciones privadas, universidades, medios de comunicación, empresas privadas y ONGs locales. El evento y el informe se hicieron en el marco de la cooperación técnica “Generando apoyo a las reformas de la política docente” con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El evento comenzó con palabras de bienvenida por parte de Marelisa Tribaldos, Directora Ejecutiva de Unidos por la Educación, poniendo el informe en el contexto de la misión de Unidos por la Educación y los informes de políticas docentes del Diálogo Interamericano. Después, Ariel Fiszbein, Director del Programa de Educación del Diálogo, explicó la motivación por la cual el Diálogo se ha comprometido con promover la reforma de las políticas docentes en América Latina. Sabemos que la calidad de los docentes es un insumo importante para mejorar la calidad de la educación, dijo, y hay consenso sobre qué necesitamos para hacerlo, pero hay mucho menos acuerdo sobre cómo hacerlo. Por lo tanto, el Diálogo considera el análisis y la evaluación de las políticas docentes como un primer paso para poder entender el estado actual de la situación para, después, mejorar la calidad de la educación para todos los niños.

Nanette Svenson, investigadora principal del informe, tomó la palabra para presentar los hallazgos y las conclusiones del informe. Destacó que ha habido progreso en las áreas de la evaluación de los aprendizajes y los planes curriculares, pero aun no es claro cómo implementar estas iniciativas y maximizar su potencialidad. Además, agregó que, aunque hay muchos postulantes que quieren ser maestros, no hay estándares universales para los programas de formación docente ni filtros para asegurar la selección de los mejores candidatos. Además, señaló que, a pesar de que existe un sistema de evaluación docente, falta rigor y los resultados de ellas no están vinculados a aumentos salariales u otros beneficios. Al final, Svenson presentó una lista de ocho recomendaciones para mejorar y fortalecer las políticas docentes panameñas:

  1. Rediseñar e implementar una nueva evaluación docente
  2. Crear e implementar un sistema nacional para la certificación docente
  3. Desarrollar una agenda de investigación
  4. Implementar un sistema de jubilación voluntaria
  5. Rediseñar el sistema de puntaje para que sea un mecanismo más integrado de calificación de competencias
  6. Diseñar un nuevo plan a largo plazo para el perfeccionamiento de los deberes profesionales de los docentes
  7. Establecer un mecanismo oficial de resolución de conflictos, por la mediación o el arbitraje, que serviría como un intermediario neutral entre el Estado y el sector educativo en situaciones de enfrentamiento
  8. Iniciar un proceso para investigar y desarrollar opciones para la conversión del Ministerio de Educación (MEDUCA) a un organismo autónomo

Después de la presentación de Svenson, Carlos Staff, el Viceministro de Educación, habló para agradecer y felicitar al Diálogo y a Unidos por la Educación por el trabajo que hicieron y además para expresar su concordancia con las recomendaciones del informe, las cuales describió como insumos importantes para el trabajo de MEDUCA. El Viceministro destacó algunas iniciativas de MEDUCA como pasos importantes para mejorar la calidad de la educación panameña, en particular Panamá Bilingüe y Aprender al Máximo a la vez que reconoció la necesidad de profundizar e institucionalizar estos esfuerzos para asegurar su permanencia. Finalmente, llamó a la sociedad civil a comprometerse con luchar por el mejoramiento de la educación y no quedarse satisfecha con la situación actual.

Después de una ronda de preguntas y comentarios, durante la cual, Cynthia Hobbs, Especialista de Educación del BID en Panamá, también afirmó el apoyo de ese banco a los hallazgos y las conclusions del informe, Gaspar García de Paredes, Presidente de Unidos por la Educación, cerró la sesión con palabras motivadoras, afirmando: “No podemos conformarnos con lo que tenemos… Hay que tener humildad para admitir lo que no sabemos o que tenemos que hacer.”