Press Mentions

Trump no quiere que nadie tenga la impresión de que es blando pero es difícil creer que presionará por una política más dura que Bolton. Espero que haya un Plan B más diplomático en la Casa Blanca para ayudar a restaurar democracia en Venezuela, pero soy escéptico.
[El presidente] quiere victorias rápidas y fotogénicas, pero huye del trabajo duro de la diplomacia. [Por tanto, la marcha de Bolton] no significará necesariamente un gran avance en la diplomacia, pero sí reduce las posibilidades de una confrontación grave con otro país.
La relación asimétrica entre EE. UU. y México siempre ha causado fricción, pero en las últimas décadas se habían aliviado las tensiones. Trump ha regresado la relación a la década de 1980, y el costo a largo plazo para EE. UU. será enorme.
Trump ha sido implacable con [el tema migratorio], y es casi seguro que tratará de utilizarlo para sacarle ventaja política a corto plazo, aunque las encuestas de opinión pública demuestran un creciente apoyo hacia los inmigrantes.
La decisión de no utilizar la OTCA parece ser política. El gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela intentó invocar a la Organización en respuesta a los incendios. Sin embargo, los miembros del Grupo de Lima [gobiernos de la región y Canadá que desconocen a Maduro] rechazaron este llamado y se convocó a la reunión de Leticia exceptuando a Caracas. 
Fernández está en una situación muy complicada y delicada. Tiene que criticar el acuerdo con el FMI para seguir siendo creíble ante los peronistas más radicales, pero también tiene que adoptar un enfoque más moderado en la reestructuración de la deuda de Argentina.
Es poco probable que el FMI abandone a Argentina en este momento. Si decide retener los desembolsos, entonces Argentina no le va a pagar al FMI y las finanzas del país correrían un riesgo considerable para el próximo gobierno.
[El anuncio de Iván Márquez, ex número dos de las FARC, de la vuelta a las armas es] un golpe y un revés terrible para Colombia. El proceso de paz no está necesariamente muerto, pero sí en cuidados intensivos.
The fact that the US, the second-largest contributor to climate change, is not going to sign on to climate agreements and take action on climate change helps fuel Bolsonaro’s argument: 'Then why should Brazil?' It gives Bolsonaro the sense that Brazil doesn’t have to sacrifice its own economic benefits for the rest of the world; that the handling of the Amazon is really Brazil’s decision alone.
Shanghai Dredging's interest in the Parana appears part of China's broader effort to invest across international agricultural supply chains to better control supply and pricing.