Empresas chinas responden a la Reforma Energética mexicana

˙ China & Latin America

This post is also available in: Inglés

Tras una reforma constitucional ratificada en diciembre de 2013, el gobierno de México este mes aprobó la legislación secundaria que impulsará las reformas energéticas del país. Se espera que los cambios radicales efecutados por la administración de Enrique Peña Nieto reviertan la disminución en la producción de petróleo y gas, aumenten el PIB nacional, y abran el sector energético de México a la participación de empresas extranjeras por primera vez desde 1938. El desarrollo de este nuevo marco para el sector energético ha llamado la atención de empresas petroleras chinas, que han buscado activamente oportunidades para ofrecer financiamiento e inversión en el hemisferio occidental a lo largo de la última década. A medida que el gobierno de Peña Nieto busca involucrar nuevos socios en el campo de energía, China puede ofrecer a México mecanismos de financiación atractivos y algo de experiencia en energías renovables.

Como avance en este proceso, en los últimos dieciocho meses China y México han negociado un paquete de nuevos acuerdos para financiamiento y tecnología en el sector energético. En abril de 2013 la petrolera estatal de México, Pemex, firmó un contrato de compra de petróleo a largo plazo con la empresa estatal china Sinopec por la entrega de 30 mil barriles por día. Poco después, el Banco de Exportaciones e Importaciones de China anunció que proporcionará una línea de crédito de 1000 millones de dólares para la compra de equipos petroleros por parte de Pemex.

Según los informes, otros acuerdos chino-mexicanos están por concluir. Un consorcio de empresas liderado por Tubos Hierro Dúctil Xinxing de China se ha llegado en la fase final de negociación de un fondo conjunto de 4 mil millones de dólares con Pemex para proyectos de infraestructura, mientras que el capital Gran Muralla China está planeando establecer un fondo de 150 millones de dólares para el desarrollo de infraestructura en el país. China Energía Envision también planea invertir una cantidad comparable en proyectos de energía renovable en todo México.

La incipiente transformación de los sectores de gas y petróleo de México presentan un gran potencial para que empresas chinas participen en la exploración, producción, tecnología e infraestructura en el sector energía. Sin embargo, un reciente análisis por China Council for the Pormotion of International Trade (CCPIT) y Sun Hongbo de la Academia China de Ciencias Sociales advierten que obstáculos en las reformas, ciertas políticas proteccionistas y el complejo clima de inversiones locales pueden impedir incursiones en varios sectores. Ambos reportes sugieren a las compañías Chinas que busquen contratos de servicios seguros a corto plazo. Un memo por SINOSURE sugiere que empresas privadas asuman el liderazgo en los mercados mexicanos con el apoyo de capital de las empresas estatales más grandes.

Esta semana el gobierno mexicano anunciara los resultados de licitaciones de la “ronda cero,” los cuales determinaran cuáles reservas de gas y petróleo se harán disponibles para subastas competitivas, y cuáles serán retenidas por Pemex. Determinaciones por las agencias mexicanas y los reguladores del sector petrolero precisarán las normas y reglamentos precisos para la inversión.  Un reporte reciente por Lisa Viscidi y Paul Shortell del Programa de Energía, Cambio Climático e Industrias Extractivas en el Dialogo Inter-Americano detalla los desafíos del sector eléctrico en México. El reporte está disponible en inglés, español y chino.