Una obra en avance: Los docentes y la enseñanza del inglés en América Latina

Docentes de Inglés

Este artículo también está disponible en: Inglés

Los sistemas de educación prevalecientes en América Latina experimentan una creciente presión para garantizar que los estudiantes estén suficientemente preparados y, así, al ingresar al mercado laboral demuestren poseer las habilidades y los conocimientos necesarios para tener éxito en un mundo moldeado cada vez más por las impredecibles fuerzas de la globalización. Para la mayoría de los países en la región, el dominio del idioma inglés se halla entre las habilidades más importantes del siglo XXI. En la última década, más de la mitad de una docena de países, de México a Chile, han establecido programas nacionales para la enseñanza del inglés (ELL por sus siglas en inglés, correspondientes a English Language Learning), los cuales suministran supervisión y directrices, y otros más ofrecen cursos en inglés en las escuelas, aunque sin un cuerpo de coordinación central. A medida que las naciones han hecho inversiones cada vez más cuantiosas con vistas a desarrollar las habilidades de sus estudiantes en materia de inglés, la dificultad de convertir estos gastos en incrementos medibles en términos del desempeño de los alumnos ha revelado la existencia de diversos obstáculos fundamentales, siendo el principal la necesidad de reclutar, capacitar y retener a docentes calificados de alta calidad.

El presente informe se elabora con base en un documento previamente publicado sobre el estado de la enseñanza del inglés y tiene por objetivo proporcionar un panorama completo de la situación de la enseñanza del idioma inglés en América Latina. Por medio de un estudio sobre las prácticas pedagógicas, las normas y estándares de la formación docente y los datos administrativos de cuatro países (Chile, Costa Rica, Panamá y Uruguay), este reporte pretende proporcionar un panorama más claro acerca de quiénes son estos docentes y cómo se forman, iluminando y describiendo sus prácticas de enseñanza del inglés. Por último, el informe propone un conjunto de recomendaciones para abordar los retos y los obstáculos que existen teniendo en mente el objetivo de mejorar el aprendizaje del estudiante a través de un apoyo más efectivo a los docentes, de una gestión de información eficiente y de estándares y regulaciones más claros para educadores e instituciones.

https://www.thedialogue.org/wp-content/uploads/2019/10/Guatemala-Layout-2-1.pdf

Mensajes Claves:

Demasiados docentes de inglés no cuentan con acreditaciones de dominio del idioma y/o capacitación académica y títulos necesarios para ser profesores efectivos. Una gran cantidad de docentes de inglés, si no la mayoría, carecen ya sea de las habilidades necesarias en lo que atañe al inglés, ya sea de las habilidades pedagógicas indispensables, o de ambas, para ser educadores efectivos en el aula. Muchos países en América Latina han establecido un requisito de idioma para enseñar inglés, pero no tienen la información o los sistemas necesarios para garantizar que todos los docentes de inglés cumplan con esos estándares. Si bien algunos países han progresado en el establecimiento de estándares para los maestros, otros tienen dificultades para enforzar el cumplimiento o la evaluación de estas políticas. Es especialmente difícil a medida que la demanda de docentes de inglés se sigue ampliado con el crecimiento de los programas nacionales de inglés y los requisitos explícitos para la enseñanza del idioma inglés en la educación pública.

En general, en relación con la formación inicial docente, no hay una estrategia clara y bien desarrollada para cubrir estos vacíos en el otorgamiento de títulos y certificaciones. En consecuencia, los institutos de formación inicial tienen problemas para alcanzar la excelencia necesaria. Muchas universidades e institutos de formación docente se encuentran en la posición no sólo de tener que preparar a futuros maestros que sean educadores efectivos dentro del salón de clases, sino también de enseñarles inglés. Como resultado de lo anterior, los estudiantes deben dedicar una gran cantidad de la carga curricular a aprender inglés, y aun así las universidades reportan que existen desafíos significativos para brindar a esos futuros docentes un nivel adecuado de dominio del idioma durante los cuatro o cinco años que les toma completar los requisitos para la obtención de un título. En muchos casos, lo anterior puede implicar un punto de conflicto, en el cual los países deben escoger entre estándares altos de admisión (los cuales la mayoría de los solicitantes no podrán alcanzar) o aceptar estudiantes sin importar sus cualificaciones (y enfrentar la realidad de que la mayoría de ellos no desarrollarán las habilidades y el conocimiento necesarios durante los cuatro o cinco años del programa de grado).

Las debilidades regionales en materia de políticas para atraer, preparar y apoyar a docentes son más evidentes en el caso del aprendizaje del inglés, ya que la disparidad entre oferta y demanda es muy grande. En América Latina, los países continúan lidiando con las preguntas sobre cómo captar efectivamente candidatos talentosos para la profesión de la enseñanza, educarlos y capacitarlos adecuadamente para los retos que implica impartir clase en el aula y proporcionarles un desarrollo profesional continuo que asegure su crecimiento y su superación permanentes. No obstante, la falta de docentes de inglés con las acreditaciones adecuadas y la inhabilidad de los programas de capacitación en curso para preparar a los docentes de manera efectiva, junto con la creciente demanda de enseñanza de este idioma, sólo sirven para exacerbar estos desafíos.

La falta de sistemas de información adecuados (incluso al nivel del salón de clases) propicia que sea extremadamente difícil gestionar de manera efectiva el aumento de programas de inglés. A nivel administrativo nacional, más allá de un registro básico de recursos humanos, pocos países reúnen datos completos sobre sus docentes de inglés de forma sistemática, y en el caso de aquellos que lo hacen, frecuentemente la información se encuentra dispersa entre diferentes agencias y oficinas. No existe un sistema centralizado y accesible con información al día sobre la totalidad de los docentes de inglés a través de los diversos programas, grados académicos y escuelas. La ausencia de información confiable también es evidente a nivel del aula, donde el ambiente en el que transcurre el aprendizaje y se sostienen las interacciones entre estudiantes y maestros continúa siendo una “caja negra”. La imagen que surge es una en la que sería todo un reto para cualquier formulador de políticas o funcionario público tomar decisiones informadas—el primer paso hacia el desarrollo de políticas efectivas con impacto en la docencia en inglés consiste en reunir la información necesaria a nivel administrativo, de la universidad y del aula, a fin de tomar decisiones estratégicas informadas.

Downloads


Related Links


Suggested Content

Innovación en energía limpia en América Latina

Después de la conferencia global sobre clima COP21, los gobiernos deben desplazar su atención hacia cómo lograrán cumplir con los compromisos realizados en París. Un concepto es central en alcanzar esta meta: la innovación.

˙

Ficha informativa: Remesas Familiares hacia América Latina y el Caribe en 2018

En 2018, el incremento de las remesas familiares hacia América Latina y el Caribe fue uno de los más notables de los últimos 10 años, con una tasa de crecimiento cercana al 10%. Este aumento contrasta con la tasa de crecimiento económico de la región, la cual fue de apenas 1.9%. Los países con las tasas de crecimiento más altas en el flujo de remesas son Haití, Colombia, Brasil, Guatemala y Paraguay

˙