Transformando la Experiencia de Aprendizaje a Través del Uso de Tecnología Educativa: Desafíos y Oportunidades

Este artículo también está disponible en: Inglés

La incorporación de tecnología al ámbito escolar ha tenido un impacto limitado ya que se ha centrado excesivamente en equipamiento sin alterar de manera fundamental los procesos de aprendizaje. Resulta urgente explorar cómo se puede innovar de forma más radical y sostenible la manera en que los niños aprenden y los sistemas educativos operan—aprovechando el potencial transformador de las tecnologías de la comunicación y la información.

El modelo de enseñanza tradicional de la educación no permite desarrollar muchas de las destrezas del siglo XXI. Concebido para otra época, se basa en gran parte en el aprendizaje de memoria, en la instrucción activa por parte del docente, y la recepción pasiva de conocimientos de parte del estudiante. En este modelo los estudiantes son poco proclives a desarrollar iniciativa propia, su creatividad y aprender a colaborar con otros, por sólo mencionar algunas cosas. 

El Grupo de Trabajo sobre Tecnología e Innovación en la Educación tiene la misión de contribuir a formar un ecosistema de innovación educativa en el cual actores de los sectores públicos y privados colaboren efectivamente para generar y llevar a escala innovaciones educativas. El grupo se ha focalizado en tres grandes líneas de acción. La primera es transformar las experiencias de aprendizaje para que motiven a los alumnos a aprender y les permitan desarrollar las habilidades del siglo XXI que necesitan para ser exitosos. La segunda es mejorar la efectividad de los docentes utilizando las oportunidades que ofrecen las tecnologías. La tercera y última es mejorar la eficiencia de la gestión educativa, que tiene una correlación estrecha con las dos anteriores.

El presente informe resume los resultados de la segunda reunión del Grupo de Trabajo que se realizó el 19 de septiembre 2019 en Washington, DC. En sus deliberaciones, el Grupo consideró el primer eje de su agenda: el rol de la tecnología en la transformación de la experiencia de aprendizaje, las oportunidades que existen para su implementación a escala y los desafíos de política pública que deben resolverse para que esas oportunidades se materialicen para el conjunto de los estudiantes.

MENSAJES CLAVE:

Estrategias de Estado para escalar el uso efectivo de las tecnologías educativas: Un área crítica para llevar a escala las tecnologías educativas para innovar y mejorar la experiencia de aprendizaje es contar con una visión a nivel nacional clara sobre la materia que sirva de norte para el sistema educativo y que comprometa a todos los actores relevantes del sector público y privado, la sociedad civil, fundaciones y universidades, entre otros. Esa visión debe contar con un alto nivel de consenso y expresarse en una estrategia de largo plazo que incluya objetivos específicos y medibles, un plan de acción concreto que contemple responsabilidades y recursos, así como la institucionalidad que lo sustente.

Capacidad para la incorporación efectiva de tecnologías educativas: Para implementar la visión nacional y un plan de acción que pueda llevar a cabo la transformación de la experiencia del aprendizaje en el sistema educativo, se requiere que exista suficiente capacidad institucional y profesional a varios niveles del sistema educativo. Resulta crítico fortalecer el conocimiento de los responsables de tomar decisiones sobre compras de servicios o los tipos de tecnologías que deben ser implementados en el aula. Además, es crucial la capacitación de los profesores. En efecto la introducción de tecnología en el aula no generará mejoras sobre el aprendizaje si no se cambia el enfoque de enseñanza.

La infraestructura como precondición para llevar la tecnología educativa a escala: Resulta difícil imaginar una estrategia que busque transformar la experiencia de aprendizaje para todos los alumnos sin lograr garantizar la conectividad en las escuelas, más allá de su ubicación geográfica o las características de los alumnos y sus comunidades. Sin conectividad—aunque sea en horarios limitados—la productividad de las inversiones en dispositivos y aplicativos será muy reducida y el acceso a los recursos educativos disponibles en línea naturalmente será limitada. 

Innovación continua en educación para ciudadanos del siglo XXI: La incorporación y uso de la tecnología como instrumento para transformar la experiencia de aprendizaje no es un evento puntual sino un proceso dinámico que demanda la existencia de una agenda de investigación y desarrollo. Por lo tanto, resulta crítico contar con los mecanismos para promover la investigación y el desarrollo de tecnologías educativas y, de esa manera, contribuir a los procesos de innovación en el sector. Para abrir espacios de innovación, es necesario crear más oportunidades para que empresas pequeñas o medianas (aun en su fase de start-ups) puedan entrar en el mercado de EdTech. El establecimiento de laboratorios de innovación impulsados desde los ministerios, pero abiertos a la participación de actores diversos, es un modelo promisorio.

DESCARGUE EL INFORME AQUÍ Y EL RESUMEN EJECUTIVO AQUÍ.


Downloads


Related Links