Shifter: “Si alguien dice con total seguridad qué va a pasar en Perú, tiene poca credibilidad”

Shifter en su oficina Francisco Arteaga

En una entrevista con El Mercurio, Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, habló sobre el reciente proceso electoral peruano que llevó a la presidencia a Pedro Castillo. Durante la conversación se trataron también las expectativas sobre la gestión de este ex-profesor rural de izquierda y las perspectivas de la comunidad internacional.

COMENTARIOS DE MICHAEL SHIFTER:

Pregunta (P): ¿Cómo evalúa el proceso electoral peruano en general?

Respuesta (R): “Ha sido un proceso sin ningún precedente. No hay comparación con ninguno previo, en el sentido de tener 18 candidatos en la primera vuelta, que refleja una fragmentación dramática y política en Perú, y luego terminar con dos candidatos en la segunda, Keiko Fujimori y Castillo, que fueron rechazados por más del 80% del electorado. Es inédito en la historia de Perú y América Latina. Ninguno generaba mucho entusiasmo y ambos representaron lógicas totalmente opuestas y extremas. Y luego tristemente la campaña acentuó y agravó la gran polarización que ya existía de antes. El ganador es una persona de fuera del marco del sistema económico-político de Perú. Un maestro del sector rural pobre, sindicalista, pero tenía un llamado muy elocuente para la injusticia social que tuvo mucha resonancia en Perú, un país que ha sido muy golpeado por la pandemia, que ha agravado las desigualdades y la gran brecha entre Lima y los sectores de la sierra y rurales del país. Estas son casuísticas muy particulares de ese proceso electoral que enfrenta enormes desafíos y creo que si alguien dice con total seguridad qué es lo que va a pasar en Perú, tiene poca credibilidad. Hay un gran nivel de incertidumbre.”

P: ¿Cuáles son los desafíos del gobierno tras una elección enredada por acusaciones de fraude?

R: “Hay desafíos de política pública, que son obviamente la pandemia y la economía, y felizmente ambos fueron tocados como prioridad en su discurso, y eso es positivo. Pero el otro gran desafío es más político, y esto significa tratar de convencer a gente que no votó por él de que está comprometido a trabajar dentro de un marco democrático y constitucional en el país y que no va a romper o violar esos parámetros. Y habló de esto en su discurso respecto a la Asamblea Constituyente, lo cual me parece alentador. Creo que en la medida en que pueda demostrar con hechos que es serio en ese compromiso, puede ir ganando apoyo. Lo que será una señal fundamental va a ser la elección de su gabinete. Eso nos dará señales y pistas más claras.”

P: Desde la comunidad internacional, ¿cómo se vio el proceso?

R: “Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, la Unión Europea y la OEA pronunciaron que el proceso electoral fue limpio y justo, más allá de los resultados si gustan o no, cumplió con los estándares internacionales. Y creo que la comunidad internacional está esperando a que Castillo dé cuenta de que no puede imponer su agenda sin hacer acuerdos políticos. Siempre digo que uno no tiene que mirar afuera del país, con el fantasma de Venezuela, sino que puede mirar a fines de los años 80, con el primer gobierno de Alan García, cuando hubo una política económica muy radical y una inflación altísima, y el terrorismo, entonces Perú ya ha tenido una experiencia de mal manejo económico, con políticas radicales que no funcionan, que han sido un fracaso ahí y en otros países.”

P: ¿Cómo se inserta este nuevo gobierno en la región?

R: “Él va a ser un gobierno de izquierda, pero como sabemos y hemos aprendido, hay distintas izquierdas en América Latina, y no se sabe cuál va a ser el matiz particular que va a tomar.”

[…]

LEA LA ENTREVISTA COMPLETA EN EL MERCURIO.


Related Links