Shifter: ‘La región no está en crisis, pero sí parece estancada y sin ideas’

Michael Shifter en su oficina Francisco Arteaga

Latinoamérica está en un momento de transición política, en el que su relación con Estados Unidos está en un momento crítico y, aunque no atraviesa una crisis económica, no presenta un plan definido. Esa es la visión que tiene de la región Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano y profesor de Estudios Latinoamericanos en la Universidad Georgetown.

Ya sabemos los resultados de las elecciones en la región, ¿cómo es su visión geopolítica?

Como todo el mundo, América Latina pasa por un momento político de transición. Hay estructuras, partidos y liderazgos tradicionales en declive y otros que emergen, pero no hay una tendencia clara: en México podríamos hablar de un giro a la izquierda, pero en otros pasa lo contrario. Y falta saber quién ganará en Brasil. Hay fragmentación y gran incertidumbre.

¿Cuáles son las principales preocupaciones que tiene sobre Latinoamérica? 

La principal preocupación es el desastre económico, social, político y humanitario en Venezuela, del que no se ve salida pronto y tiene consecuencias regionales. Luego, que varias economías, incluyendo las tres mas grandes (Brasil, Argentina y México) están tropezando, lo cual amenaza los progresos en reducción de pobreza y desigualdad de los 2000. No hay muchas señales de avances en productividad o inversión. Y, finalmente, la fragilidad de muchos Estados que abre espacio al crimen organizado y la corrupción.

Aranceles, migración, etc… la relación entre la región y EE. UU. no está en su mejor momento, ¿cómo la ve? 

La presidencia de Trump es un punto bajo para las relaciones de EE. UU. y América Latina, y para la reputación de EE. UU. en el mundo; es difícil encontrar países que tengan una imagen favorable del gobierno estadounidense. Y la mayor fuente de incertidumbre es el propio Trump, porque es errático e impulsivo, y muchos líderes latinos están desconcertados. A pesar de eso, las relaciones comerciales, culturales y diplomáticas siguen. Por suerte, la región no parece interesarle mucho a Trump.

¿Cree que América Latina debería buscar nuevos liderazgos mundiales con los que asociarse? 

[…]

Lea la entrevista completa en Portafolio 


Suggested Content