Shifter: “[La de Perú] es una situación extrema en la que se elegirá al mal menor”

Screenshot of interview Domingo Electoral / NTN24

En esta entrevista con NTN24, Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, examinó la situación actual en Perú, país que se encuentra en medio de una elección presidencial entre los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Castillo. La entrevista exploró temas como la corrupción, la polarización política y la desconfianza de la ciudadanía peruana en las instituciones gubernamentales.

Comentarios de Michael Shifter

Pregunta (P): ¿Cuáles son sus consideraciones de lo que vamos viendo en la jornada electoral en Perú?

Respuesta (R): El país tiene múltiples crises: sanitaria, económica, institucional y también política, las cuales se vieron agravadas por la pandemia que ha golpeado al país. Lamentablemente, esa crisis profunda no ha generado buenas opciones para una elección crítica. Una elección que, bajo otras condiciones, podría significar una dirección nueva, una renovación democrática para reparar la situación. Lamentablemente, creo que, tanto en el caso de Keiko Fujimori como en el de Pedro Castillo, ambos ampliamente son rechazados por la gran mayoría de los peruanos. Es una situación extrema en la que se va a elegir al mal menor. No hay mucho entusiasmo por ninguno de los dos. La democracia ya es bastante precaria debido a la situación política, la cual es muy complicada. La democracia está en juego de cara al próximo gobierno. Me temo que, dadas las encuestas muy reñidas, que esto pueda generar incertidumbre, desorden, caos, si del otro lado el perdedor no reconoce los resultados de la elección. Esto es lo que vimos en los Estados Unidos, lo cual no es una experiencia muy buena. Ojalá que no suceda en Perú. Pero desde mi punto de vista, es una preocupación legítima.

P: ¿Cuáles son los obstáculos que enfrenta Perú en estas elecciones?

R: Gane quien gane, el nuevo presidente asumirá el cargo con poca legitimidad, poca credibilidad y un congreso sumamente fragmentado. Esto obliga a que se tenga que construir una coalición para así tener el apoyo de otras fuerzas políticas y de la sociedad civil, la cual ha jugado un papel importante en esta campaña. Hay que tratar de superar los obstáculos y lograr llegar a un nivel de gobernabilidad mínimo para atender las necesidades de la gente, las cuales son urgentes. Lamentablemente, la gente se está muriendo de hambre, está sufriendo de manera dramática.

P: En un artículo suyo reciente nos plantea que la crisis ha producido solamente malos políticos. Hábleme un poco de esto.

R: Yo viví en Perú a finales de los años ochenta y al principio de las noventa; estuve presente cuando fue elegido Fujimori debido a la crisis de la hiperinflación, las amenazas muy grandes y el mal manejo económico del primer gobierno de Alan García. Fujimori vino de la nada, similar al caso de Pedro Castillo, y nadie esperaba que ganara la elección. Aunque logró ciertas cosas y puso a Perú en un camino más económicamente viable, Fujimori tuvo un gobierno totalitario y corrupto. Es por este motivo que está cumpliendo con una sentencia de 25 años en la cárcel. Estas últimas crisis en Perú no están generando buenas opciones políticas. El país ahora se encuentra con una crisis profunda. En estas últimas elecciones hubo algunos candidatos de centro, pero ninguno que haya sido muy atractivo. Como resultado, salieron estos dos candidatos que son casos extremos y ninguno genera mucho entusiasmo más allá de ciertos sectores bastante limitados. Esta no es una buena fórmula para gobiernos en el futuro. Yo creo que, de repente, la gravedad de la crisis puede generar alguna posibilidad de construir una coalición. Creo que la sociedad civil y algunas organizaciones más independientes podrán jugar un papel constructivo en este escenario.

P: La percepción que se tiene en Perú sobre la corrupción esta muy latente en la sociedad. ¿Cómo se puede recobrar esta confianza en las instituciones cuando venimos de una racha de tantos años de corrupción?

R: Es muy difícil. De hecho, cada presidente peruano desde el año 85 ha enfrentado juicios de corrupción. A pesar del hecho de que Alberto Fujimori esté en la cárcel por causas de corrupción y violación de derechos humanos, los presidentes después de Fujimori también han sido corruptos. Es por este motivo que es muy difícil recobrar la confianza ciudadana de los peruanos y restablecer la fé en las instituciones y líderes políticos. De hecho, si miras las encuestas regionales y comparas a Perú con otros países, a pesar de que Perú ha tenido un gran desempeño económico, sus niveles de confianza en las instituciones democráticas y los líderes políticos son bajísimos. Este es un reto enorme, el cual va a tomar mucho tiempo.

[…]

VEA MÁS CONTENIDO DE NTN24 AQUÍ


Related Links