Shifter: “La administración de Biden tiene que prestar atención [en Cuba y Haití].”

Shifter en su oficina Francisco Arteaga

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, examinó la situación en Cuba y Haití en una entrevista con El Washington Post Podcast, explorando la importancia de una respuesta adecuada de la administración de Biden hacia la inestabilidad política que aflige a ambos países caribeños. Esta entrevista también consideró las consecuencias de los recientes sucesos para la política interna de los Estados Unidos.

Comentarios de Michael Shifter:

Pregunta (P): ¿Cómo enfrentará la crisis en Cuba y Haití el gobierno de Joe Biden?

Respuesta (R): Los temas de Cuba y de Haití han estado en piloto automático durante los primeros seis meses de la administración Biden. Nada ha cambiado respecto a las políticas de la administración del Presidente Trump. Es decir, no se le ha dedicado mucha atención ni a Cuba ni a Haití. Ahora, con los recientes cambios, se ha dado vuelta a la agenda y la administración de Biden tiene que prestar atención.

Sin embargo, en el caso de Cuba, no creo que haya ninguna posibilidad en la que se vayan a eliminar las sanciones más duras. Eso fue una promesa de la campaña de Biden, pero ahora, en este contexto, es muy difícil cambiarlas. No creo que la política vaya a cambiar. Van a mantener las sanciones. Por otro lado, en el caso de Haití, a pesar del pedido de algunas figuras de una intervención militar, no creo que haya posibilidad de que eso ocurra. Más bien, hay que involucrar a los Estados Unidos para tratar de encontrar un consenso, un gobierno viable y estable en Haití.

P: En noviembre del próximo año hay elecciones por un tercio del senado y en la totalidad de la cámara de representantes. Considerando las situaciones en Cuba y Haití, ¿cuáles son las implicaciones para la política interna estadounidense?

R: Me parece que los inesperados sucesos en Cuba y Haití tienen enormes implicaciones para la política doméstica en los Estados Unidos. La administración Biden tiene que encontrar un mensaje para contrarrestar los ataques que seguramente vendrán con más fuerza por parte de los republicanos respecto a su respuesta suave frente a la represión de la dictadura cubana. Esto tendrá implicaciones en las elecciones del próximo año y Biden tiene que mostrar dureza frente a lo que está pasando.

También creo que hay más repercusiones en Haití que en Cuba. Existe la posibilidad de que se creen flujos migratorios de refugiados ante un escenario de colapso total o de guerra civil en Haití. Es posible y no tiene que descartar la posibilidad de una salida de muchísimos haitianos en barcos y botes hacia Florida. Obviamente, eso también es algo que Biden debe abordar porque podría generar muchos problemas domésticos antes de las elecciones, donde está en juego el control del senado y la cámara baja.

[…]

Escuche la entrevista completa en El Washington Post Podcast.


Related Links