¿Qué podemos esperar de Nicaragua ahora?

Shifter y Chamorro Esta Semana / Confidencial

Este artículo también está disponible en: Inglés

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, participó en una entrevista con Confidencial donde se habló sobre los últimos acontecimientos en Nicaragua. Se trataron temas como el impacto de la reciente votación de la Organización de los Estados Americanos, la posible suspensión del Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica (CAFTA) y los potenciales efectos de la aprobación de la Ley Renacer. Shifter también comentó sobre la presión de la comunidad internacional y analizó cómo será la nueva relación entre Estados Unidos y Nicaragua.  

COMENTARIOS DE MICHAEL SHIFTER:

Pregunta (P): En la Asamblea del canciller de la OEA, 25 gobiernos declararon sin legitimidad las elecciones de Nicaragua, con 7 abstenciones y el voto de Nicaragua en contra. ¿Cómo valoras esta resolución y qué impacto podría tener en un régimen autoritario, endurecido como el de Ortega?  

Respuesta (R): Me parece un paso alentador e importante, que viene un poco tarde. Esto es algo que se debería haber hecho hace tiempo dado el deterioro democrático en Nicaragua. Esto refleja un cambio significativo en la región latinoamericana con respecto a la dictadura de Nicaragua, pero esto ya es importante y sienta las bases para acciones en el futuro con esta resolución. Se espera que se esto sea enviado al Consejo Permanente para evaluar la situación en Nicaragua y en base a esto, decidir si se va a activar la Carta Democrática, lo cual espero que se haga.  

[…]

(P): Esta semana también el Presidente Biden aprobó la Ley Renacer, que entre otros temas, habla del escrutinio de los Estados Unidos en un organismo multilateral y de crédito. Habla también del tema de sanciones coordinadas con otros gobiernos y de la intervención de Rusia en Nicaragua. ¿Qué prioridades, en tu opinión, adoptará Biden en cuanto a la aplicación de esta ley? 

(R): Creo que va haber un debate fuerte dentro de la administración. Por un lado, hay algunos que quieren tener una posición muy dura con respecto a mostrarse muy en contra el dictador de Nicaragua y aplicar todo tipo de presión económica e influencia. Pero, por otro lado, otros van a decir que tenemos que evaluar qué impacto va tener estas medidas y cómo afectarán a la población nicaragüense, que ya está sufriendo una crisis humanitaria. También hay que considerar qué impacto tendrá en los flujos migratorios afuera de Nicaragua y Costa Rica, pero, sobre todo, hacia el norte y la frontera con los Estados Unidos, lo cual, como todos ya sabemos, es un problema fundamental para la administración Biden y tendrán que actuar con cautela para no correr el riesgo de agravar una situación en la frontera que ya es muy complicada.  

(P): En Nicaragua, entre el sector laboral y también entre los empresarios de Nicaragua y de Centroamérica hay preocupación por los efectos económicos y sociales indeseado que podría tener una eventual suspensión de Nicaragua de CAFTA y la Ley Renacer habla de una revisión. ¿Qué balance hay en relación al tema CAFTA dentro de este abanico de opciones que están contemplando?     

(R): Esta es otra herramienta que tiene a disposición el gobierno de los Estados Unidos, pero creo que se presentará el mismo interrogante: ¿qué significa realmente retirar a Nicaragua de CAFTA y qué impacto tendrá? En primer lugar, el impacto económico solo recaería sobre los empresarios sino que también sobre la gente que tiene empleos y que corren el riesgo de perderlo. En segundo lugar, aún si este impacto es aceptable o manejable dado a que podría llegar a empeorar la situación de los nicaragüenses e impulsar así la migración sin tener así ningún impacto sobre Ortega.

[…]  

VEA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ.


Related Links