Protestas en Ecuador, inestabilidad regional en América Latina y elecciones en Argentina

Youtube / NTN24

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, participó en el programa Batalla Política de NTN24, donde fue entrevistado sobre Ecuador, Martín Vizcarra, las elecciones en Argentina, y lo que podríamos esperar de un gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández. 

COMENTARIOS DE MICHAEL SHIFTER: 

Sobre el tema de Ecuador ¿Cree que las protestas desembocarán en un cambio de gobierno?

“Es muy difícil predecir lo que va a pasar en el Ecuador. Dos cosas están pasando ahora. Primero, hay conversaciones entre los líderes de las protestas y representantes del gobierno de Lenin Moreno buscando un acuerdo. Yo creo que se puede lograr, pero al mismo tiempo hay que reconocer que hay mucha turbulencia y violencia en las calles y que los manifestantes han tomado las calles. Esto puede ser bastante complicado y puede ser una crisis mucho más profunda. Todavía es muy temprano para hacer proyecciones de cómo va a terminar todo esto.”

En este año fiscal, los EEUU han enfrentado números bastante altos en inmigración a pesar de las negociaciones que ha hecho el presidente Trump con los diferentes países de Latinoamérica, como México, El Salvador y Guatemala. ¿Qué cree usted que se está generando tanta inestabilidad en Latinoamérica?

“Yo creo que, en este momento, América Latina está mostrando las debilidades que todos sabemos desde hace muchos años – mucha corrupción y muchas instituciones bastante débiles.”

“Ahora muchos países, salvo Perú tal vez, están golpeados por la crisis económica que es muy fuerte a nivel regional y a nivel global. Hay mucha presión económica y mucha gente no está satisfecha, hay mucha rabia y mucha frustración con la clase política porque no están produciendo resultados. Eso va a crear bastante volatilidad e inestabilidad. Es lo que estamos viendo.”

“Cada país tiene sus propias características y es un error decir que hay un factor que está afectando a toda la región, pero sí es cierto que en estos momentos América Latina está en un punto bajo. Coinciden varios factores, lo cual pinta un panorama un poco preocupante.”

¿Qué opinión le merece las acciones de Martín Vizcarra, quien la semana pasada disolvió el congreso que era controlado por el partido opositor?

“Hay una parálisis en Perú porque el congreso estaba tratando de sacar al presidente Vizcarra y Vizcarra, al final, actuó antes que el congreso. [Las elecciones] están programadas para 2021, pero el presidente ha propuesto que se hagan a principio del año que viene, el 2020. Me parece que esto sería el camino más sensato, pero nuevamente esto tiene que tener el apoyo de todos los poderes en Perú. Está por verse si esto va a ser la receta de la salida a ese impasse institucional, ese impasse político. Sin embargo, hay que subrayar que, por el momento, por lo menos la economía está funcionando todavía. Perú es un país en el que, no sé cómo, coexisten problemas políticos profundos con una economía que funciona bien.”

¿Qué podemos esperar de las elecciones en Argentina?

 “Todos los analistas, expertos, dicen que van a ganar Fernández y Fernández en primera vuelta. Han ganado las primarias por un margen sorprendente que nadie esperaba. Las encuestas se equivocaron totalmente. Me parece que el gran interrogante no es quién va a ganar el 27 de octubre, sino cómo va a ser lo que es más probable el próximo gobierno de Argentina. ¿Más moderado y más pragmático o más populista? Creo que es difícil predecir exactamente cómo va a ser esa dinámica interna dentro del gobierno. Argentina me parece todavía una incógnita.”

¿Qué cree usted de la fórmula Fernández-Fernández y cree que si esta fórmula funcionara se replantearía toda la política en Latinoamérica?

“El impacto de Fernández sería muy claro en el tema venezolano. Yo no veo el gobierno Fernández y Fernández manteniéndose en el grupo de Lima y tomando una posición muy dura de denuncia contra el presidente Maduro, pero tampoco va a ser aliado de Maduro. Creo que van a tomar una posición parecida a la de México, que ha tratado de jugar un papel más neutro con respecto a Venezuela. Esto obviamente debilitaría la estrategia regional para una transición a la democracia en Venezuela.”

“Alberto Fernández quiere tener buena relación con EEUU. No creo que vaya a repetir lo que vivimos bajo Cristina Fernández de Kirchner, que fue una relación muy de enfrentamiento y muy tensa. Creo que antes ella tenía plata, por lo que tenía el lujo de ser así. Alberto Fernández no tiene el dinero que tenía Christina Fernández. Estamos en otros tiempos, otro contexto, y creo que va a ser más moderado.”

VEA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUí