Programas de recuperación de aprendizajes: Evaluación de la evidencia y el potencial para América Latina

Report cover Yan Krukov / Pexels / CC0

Este artículo también está disponible en: Inglés

La pandemia por Covid-19 se instaló en América Latina y el Caribe a comienzos del 2020 y llevó al cierre de los centros educativos por períodos prolongados y a la implementación de variadas estrategias ante la suspensión de las clases presenciales. Es en este contexto de crisis que aparece un nuevo concepto, el de la educación remota de emergencia, el cual se define como una enseñanza transitoria de respuesta a una crisis mediante el apoyo de las tecnologías digitales y de una diversidad de recursos.

Las repercusiones de la crisis por Covid-19 no han sido dimensionadas integralmente, pero abarcan múltiples aspectos educativos, desde la escolarización a tiempo, la deserción, la promoción hasta los aprendizajes logrados por los estudiantes. Hoy más que nunca se hace necesario pensar en las estrategias para la recuperación de aprendizajes a impulsar en la post-pandemia. El estudio que se presenta en este informe se basa en una revisión sistemática de literatura sobre programas de recuperación de aprendizajes en el ámbito de la educación primaria y media.

El informe se organiza en cuatro apartados. En primer lugar se realiza una revisión y análisis de programas de recuperación de aprendizajes a nivel internacional y regional. Fueron seleccionados dos casos representativos de programas para seis categorías identificadas en la bibliografía: nivelación; aceleración; tutorías; teaching at the right level; extensión del tiempo pedagógico y aprendizaje asistido por computadora. En una segunda instancia se realizó un análisis transversal de las experiencias en función de la institucionalidad y los actores; el modelo pedagógico y la formación de recursos humanos. Luego fueron examinados los nudos críticos y finalmente se formularon una serie de sugerencias para el escenario post-pandemia.

Lea el Informe

RECOMENDACIONES

  1. Hay que fortalecer los sistemas de evaluación de los aprendizajes de todos los países.
  2. Es necesario afianzar los incipientes mecanismos de evaluación de programas y políticas. Como se
    señala en este informe, los estudios de evaluación son netamente insuficientes en cantidad y calidad, y obstaculizan la acumulación de evidencia sobre la efectividad y la equidad de las intervenciones.
  3. Hay que atender a la escalabilidad de las intervenciones, buscando superar las experiencias
    piloto y alcanzar a una población amplia, y también a la sostenibilidad en el tiempo de los programas efectivos porque esa permanencia en el tiempo es fundamental para consolidar buenas prácticas y resultados positivos.
  4. Debe promoverse la realización de estudios de costos que permitan avanzar en la cuantificación
    de las dimensiones críticas del gasto que implican los programas de recuperación de aprendizajes.

El Programa de Educación agradece al Banco Mundial por su generoso apoyo en la realización de este informe. 

DESCARGUE EL INFORME AQUÍ:

Downloads


Related Links