Perspectiva de las elecciones y su impacto en la política internacional de EE.UU.

Michael Shifter hablando en el evento Cámara de Comercio Colombo-Americana

COLABORACIÓN EXTERNA

El 10 de agosto, la Cámara de Comercio Colombo-Americana llevó a cabo el evento virtual “Perspectiva de las elecciones y su impacto en la política internacional de EE.UU.” Este diálogo formó el inicio de una serie de discusiones sobre la relación bilateral entre Colombia y los Estados Unidos. Alejandro Santos, el director de la revista colombiana SEMANA, moderó la conversación. Michael Shifter, presidente del Diálogo Inter-Americano, fue uno de los panelistas junto a Dan Restrepo. 

Comentarios de Michael Shifter:

“[Estados Unidos] se encuentra en un momento crítico sin precedentes y combina varios elementos — es una tormenta perfecto. Primera, la pandemia y un mal manejo por el gobierno… La crisis económica la segunda, con niveles de desempleo y contracción económica que no hemos visto desde la depresión de los años treinta. El tercero es una crisis de turbulencia y protestas callejeras por la injusticia racial y violencia policial. Me parece que ha faltado el liderazgo en responder adecuadamente a esas tres crisis y ha costado a Trump apoyo político.”

“Si las elecciones fueran hoy, Joe Biden ganaría, posiblemente en un tsunami. También el senado, que está en manos republicanas, está en juego y puede cambiar fácilmente el control a los demócratas.”

“Se puede esperar que el proceso electoral va a ser un poco complicado; con la pandemia, votar por correo va a ser un patrón con el que hay muchos interrogantes – cómo contarlos, revisión de firmas, fechas en que llegaron y no llegaron — un montón de cosas. Sabemos que Rusia está intentando intervenir de acuerdo con las agencias de inteligencia de los Estados Unidos como fue el caso hace cuatro años.”
“¿Qué podemos esperar en el caso de que Trump sea reelegido? Básicamente más de lo mismo: la retórica y la política del primer gobierno va a seguir con bastante indiferencia al resto del mundo; división y más caos en el país y en política exterior; los instrumentos preferidos de amenazas, sanciones y castigos a países y gobiernos que no están cooperando con él y con los Estados Unidos.”

“Hay que subrayar que los Estados Unidos no está en un buen momento, y Biden va a tener una herencia terrible como tuvo Obama en cierta forma cuando asumió después de George W. Bush. El país está muy polarizado y mucha gente está en muy mal condición económica. Por lo tanto, lo que hemos visto en los últimos años del nacionalismo no va a desaparecer tan fácilmente. Hay que recordar que Trump ha transformado y tomado control del partido republicano. El espíritu bipartidista que fue tan evidente hace 20 años con la aprobación de Plan Colombia ya no existe más, y dudo que vaya a volver pronto.”

“Los últimos años han sido un mundo al revés: los adversarios son los amigos y los amigos son los adversarios. La prioridad para un gobierno de Biden sería enfrentar la crisis económica a nivel global y también reparar el daño a las alianzas en muchas partes del mundo.”
“Hay que subrayar que la región, a mi juicio, nunca ha estado más fragmentado como ahora; la integración regional es muy frágil, que ha sido muy evidente en la falta de respuesta coordinada a la pandemia. Por ello, habrá límites en lo que pueda lograr Estados Unidos.”
“Sin embargo, habrá cambios importantes [si Biden gana la elección]. Espero una reversión a la política de Obama sobre Cuba; una política de migración más abierta y más liberal, apoyo a los Dreamers y otras medidas posibles, aunque no esperaría una reforma comprensiva pues ha sido muy difícil lograr algo desde Reagan; sobre Venezuela una posición dura, pero con más enfoque sobre el desastre humanitario del país. Parece que la democracia y los derechos humanos volverá a ocupar un lugar importante en la política exterior en el mundo, incluyendo América Latina.”
“Tal vez el caso mas llamativo en Suramérica sería la relación con Bolsonaro [y Biden]. Hay grandes diferencias, no solo en democracia y derechos humanos, pero sobre todo el medio ambiente y la Amazonía. Allí se puede anticipar unas tensiones, pero dentro de los parámetros convencionales de relaciones exteriores.”
“El punto fundamental que quiero compartir es que si hay un cambio de administración, no quiere decir que los problemas estructurales en los Estados Unidos como el nacionalismo y la polarización, como todo en este entorno tóxico, vayan a desaparecer.”
“América Latina en general no figura como prioridad en la política exterior de los Estados Unidos, aunque hay que recordar que Biden tiene ocho años con Obama como vicepresidente y estaba involucrado en América Latina. Preocupa la región, sobre todo Centroamérica pero también Colombia y otros países. Ese interés personal también no se debería subestimar.”
“Sobran razones para preocuparse sobre el proceso electoral [en los Estados Unidos].”
“Donald Trump empezó su carrera política cuestionando el lugar de nacimiento del presidente Obama, y su propósito fue deslegitimar a Obama y todo el proceso. Eso ha sido un constante; entró la política así y va a terminar la política tratando de hacer lo mismo.”
[…]

Vea el evento completo aquí