Midiendo el impacto de la Covid-19 en los niños y niñas menores de seis años en América Latina – Mapeo de encuestas en curso y sistematización de lecciones aprendidas

Cover of report with kids playing with blocks Cottonbro / Pexels/ CCO

Este artículo también está disponible en: Inglés

Aunque en términos médicos los niños y niñas no son considerados un grupo de alto riesgo ante el virus del Covid-19, los impactos de la pandemia en ellos y ellas son significativos, especialmente entre aquellos que antes de la crisis ya se encontraban en situación de vulnerabilidad. El Covid-19 limita, por un lado, las posibilidades de las niñas y niños de acceder a servicios de salud, cuidado, educativos y de protección social; y por otro lado, incrementa el riesgo de una nutrición deficiente y de experimentar situaciones de violencia en el hogar. La evidencia de pandemias anteriores demuestra que no solo habrá consecuencias inmediatas sino también en el largo plazo para muchos niños y niñas, especialmente para aquellos que se encuentran en la primera infancia. De igual modo, es evidente que la pandemia también afecta seriamente a los adultos que viven con esos niños y niñas.

Debido a todo lo anterior, en distintas regiones del mundo – incluida América Latina y el Caribe – se identificó la necesidad de implementar encuestas que permitieran conocer el impacto de la pandemia en las familias, y en especial a los hogares con niños y niñas. A la fecha, en varios países de la región ya se ha avanzado en el diseño e implementación de este tipo de encuestas. En ese contexto y como parte de los esfuerzos de la Red Regional de Medición del Desarrollo Infantil (REMDI) y UNICEF – Oficina Regional para América Latina y el Caribe para contribuir al logro del tercer acuerdo de la Agenda Regional para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia, se consideró útil hacer un mapeo inicial de encuestas en curso en América Latina.

Este mapeo inicial tiene dos objetivos: a) identificar temas e intereses comunes entre las encuestas implementadas en los diferentes países de la región; y b) analizar las fortalezas y desafíos enfrentados cuando se implementan este tipo de ejercicios de medición, en particular durante una situación de distanciamiento social como la que implica la Covid-19.

MENSAJES CLAVE:

Insistir en el valor de contar con encuestas sobre la situación de la primera infancia. Solo cinco de las diez iniciativas revisadas en este informe tienen un foco claro en recoger información sobre la situación de niños y niñas menores de seis años.

Construir las encuestas para monitorear el impacto de la pandemia en los niños, niñas y sus familias a partir de la revisión de otras encuestas ya existentes en el país. Si bien en este documento se han explorado distintas formas en las que encuestas previas pueden ser útiles, quizás una fundamental es que pueden funcionar como línea de base que permitan la construcción de indicadores clave de salud, nutrición, y protección de la primera infancia entre otros.

Promover y consolidar un espacio de intercambio regional entre equipos de diferentes países, de modo que se favorezca el aprendizaje conjunto. El análisis comparado de los temas abordados por las diferentes encuestas revisadas demuestra que hay intereses comunes y que se pueden promover trabajos conjuntos que eventualmente permitan tener comparación de indicadores clave entre países. REMDI y otras organizaciones de la región pueden generar este tipo de intercambios.

Visibilizar la medición del desarrollo infantil (o de algunas de sus dimensiones) como parte esencial de estas encuestas. Aunque en general en todas las encuestas era evidente un interés por el estado emocional de los niños y niñas, solo en dos de las diez encuestas revisadas para este informe se medía el desarrollo socioemocional utilizando un instrumento diseñado para ese fin.

Desarrollar un protocolo con lineamientos para el diseño y la implementación de encuestas en contextos de emergencia como esta pandemia o como desastres naturales que sirva de referente para el trabajo de los equipos. Para que la información provista por la encuesta sea oportuna, es necesario salir relativamente rápido a campo (no mucho tiempo después de iniciada la emergencia). Las experiencias revisadas para este informe demuestran que esto no siempre fue posible porque aspectos relacionados con el diseño de la encuesta fueron extensamente discutidos por los equipos técnicos buscando generar el mejor cuestionario.

*Este informe fue posible gracias al apoyo de UNICEF y REMDI

DESCARGUE EL INFORME AQUÍ:

Downloads


Related Links