Los retos internacionales para el nuevo presidente

Irene Estefanía González / Inter-American Dialogue

Después de ocho años de Juan Manuel Santos, Iván Duque, del Centro Democrático, tendrá la oportunidad de redefinir las relaciones con la comunidad internacional. El Espectador conversó con expertos de diez países y les preguntó sobre el futuro de la diplomacia entre sus naciones y Colombia.

Estados Unidos: Entre la paz y la lucha contra los cultivos ilícitos

Comentarios de Michael Shifter:

“Con el aumento en la producción de coca en Colombia, las relaciones entre los dos países podrían ser tensas, sin importar quién sea el próximo presidente de Colombia. Si Duque gana, claramente habrá una mayor afinidad entre Bogotá y Washington en una serie de temas, especialmente sobre las políticas económicas y la crisis de Venezuela. Duque estaría más abierto a seguir un enfoque más tradicional, basado en la ley y el orden, para el desafío de las drogas. Pero Duque también dejó claro que no quiere que la relación con Washington sea completamente “narcotizada”, como lo fue en la década de 1990. Buscaría una agenda más amplia, que podría ser difícil de lograr con la administración Trump y muchos en el Congreso están enfocados en las drogas, especialmente de cara a las próximas elecciones. Dependiendo de hasta qué punto Duque intente hacer retroceder el Acuerdo de Paz con las Farc, es probable que algunos en el Congreso expresen sus preocupaciones sobre los riesgos de deshacer lo que se logró y regresar al conflicto armado”.

Lea el artículo completo en El Espectador