Las decisiones del Oversight Board de Facebook – Implicaciones para el Sur Global, particularmente en América Latina

Panelists and moderator head shots for the eventThe Decisions of Facebook’s Oversight Board – Implications for the Global South, particularly in Latin America with blue wash Main Photo: www.quotecatalog.com / Flickr / CC BY 2.0

Este artículo también está disponible en: Inglés

El 18 de mayo de 2021, el Diálogo Interamericano, el International Justice Clinic en la Universidad de California, Irvine School of Law y Columbia Global Freedom of Expression presentaron el evento en línea “Las Decisiones del Oversight Board de Facebook: Implicaciones para el Sur Global, particularmente en América Latina”. El evento contó con la bienvenida de Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, y palabras de apertura de Lee C. Bollinger, presidente y profesor Seth Low de la Universidad de Columbia. El evento fue moderado por Edison Lanza, non-resident senior fellow del programa de estado de derecho y el ex relator especial para la libertad de expresión del Comisión Interamericano de Derechos Humanos (CIDH), y contó con comentarios de cuatro panelistas: los co-presidentes del Board, Catalina Botero y Jamal Greene, la directora interina de la International Justice Clinic en la Universidad de California, Mary Hansel, y el ex relator especial de la ONU sobre la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y Expresión, David Kaye.

El panel discutió el modelo único del Oversight Board, la aplicación de las leyes de los derechos humanos a entidades privadas, y las preguntas sin respuesta que rodean la influencia del Board en la jurisprudencia y la legislación de moderación de contenido en América Latina. Para el Q&A, Lanza encuestó a miembros de la sociedad civil de la región antes del evento y presentó algunas de sus preguntas.

Los y las panelistas comentaron sobre el impacto potencial del Board en las agendas legislativas nacionales así como las decisiones judiciales de los tribunales nacionales y regionales sobre la libertad de expresión. Aunque el uso de estándares internacionales de derechos humanos como herramienta de evaluación para la moderación del contenido es especialmente innovador, los panelistas coincidieron en que la influencia de una entidad privada en esta área plantea muchas preguntas sin respuestas, incluyendo, “¿cuál es el impacto [del Board] en el derecho público, como un instituto privado evaluando las normas públicas usando las herramientas y retórica de una corte?” Aunque el Board se asemeja a un cuerpo judicial, a diferencia de una corte, Greene indicó que el Board tiene como objetivo ser completamente transparente en su proceso de toma de decisiones, alcance y “stakeholder engagement.” Botero y Kaye predijeron que las decisiones del Board eventualmente inspirarían modificaciones judiciales y legislativas a marcos nacionales de moderación de contenidos y la libertad de expresión en línea.

Mucha de la discusión giró en torno al posible diálogo regional y el compromiso con el Sur Global. Si bien es importante prestar atención a determinadas regiones del mundo, el objetivo en la construcción de sus estándares de derechos humanos es la universalidad. Sin embargo, Greene señaló que el Sur Global no es ignorado de ningún manera por el Board, citando la inclusión por parte del Board de miembros del Sur Global, incluida América Latina. Respondiendo a preguntas sobre las medidas del Board para contrarrestar la posible manipulación o mala interpretación del discurso en línea, Green y Botero aseguraron que el Board extiende innumerables recursos y medidas a nivel local y regional para proteger los derechos de los usuarios y “comprender completamente el contexto en el que se toman las decisiones que se están haciendo, no solo para reaccionar mecánicamente.” Sin embargo, los panelistas coincidieron en que el Board podría promover una mayor inclusión de la perspectiva del Sur Global en sus decisiones. Hansel sugirió que el Board amplíe su enfoque global incorporando la jurisprudencia regional en sus estándares y aumentando tanto el “stakeholder engagement” como la representación en el panel para reflejar mejor la base de usuarios global de Facebook. El Board también está compuesto de manera desproporcionada por miembros estadounidenses, a pesar de que los usuarios estadounidenses solo representan el 10 por ciento de su base total.

Greene y Botero destacaron que el compromiso, la crítica y la retroalimentación de las organizaciones de la sociedad civil son fundamentales para la función del Board y críticos para las poblaciones que las organizaciones representan. Aunque la aparente receptividad del Board a las críticas, el compromiso y el diálogo son alentadores, los panelistas estuvieron de acuerdo en que el Board aún podría instituir medidas para garantizar que Facebook proteja los derechos a la transparencia y la libertad de expresión de sus usuarios. Debido a su novedad, el Board aún tiene que establecer su autoridad en el ámbito de la moderación de contenido, su autonomía de Facebook y su capacidad para mantener la plataforma en transparencia con sus usuarios. Hansel recomendó al Board que envalentonara aún más su compromiso con los derechos humanos adoptando explícitamente las normas internacionales de derechos humanos dentro de su estatuto rector. Además, destacó la necesidad de un canal que proporcione voz a los titulares de derechos que no son usuarios en las decisiones del Board. Hansel, sin embargo, le dio crédito a Facebook por responder a estos problemas rápidamente y realizar pequeñas mejoras en su estatuto. Además, Botero señaló que Facebook está mejorando continuamente sus respuestas a las recomendaciones del Board.

La creación del Board podría fomentar nuevos desarrollos en el sector privado en la moderación de contenido, la vigilancia y la protección en línea de la libertad de expresión. Al notar la influencia de Facebook en otras plataformas, David Kaye disuadió a otras plataformas de replicar el modelo de Facebook y les aconsejó que eligieran un modelo apropiado para ellas, especialmente dada la dificultad de replicar una iniciativa tan intensiva en recursos. Además, los panelistas estuvieron de acuerdo con las preocupaciones de que el Board pudiera “monopolizar” la conversación acerca de la moderación de contenido y la libertad de expresión en línea. Botero enfatizó que el Board debería ser una de las muchas medidas para garantizar que los derechos de los usuarios estén protegidos y reiteró la importancia de la colaboración entre plataformas en la moderación de contenido y la protección de la libertad de expresión.

VEA LA GRABACIÓN DEL EVENTO COMPLETO EN ESPAÑOL AQUÍ:


Related Links


Suggested Content

President Donald J. Trump points to a reporter with a question during the coronavirus (COVID-19) update briefing Wednesday, March 25, 2020

El show de Trump

En dos meses, el coronavirus se ha cobrado la vida de más de casi 70 mil personas en Estados Unidos. Más de 30 millones de trabajadores han aplicado ya para el seguro por desempleo. Mientras tanto, el presidente Trump se ha negado a asumir su parte de responsabilidad por esta calamidad, su liderazgo ha sido deficiente para enfrentar esta inédita crisis y su posición sobre la pandemia ha sido notablemente contradictoria e incoherente. La autopromoción y autocelebración de Trump continúan en medio de una crisis económica y sanitaria devastadora.

˙

Moderator: Michael Camilleri, Panelists (Right to Left): Laura Zommer, Arturo Valenzuela, Felipe Estefan, and Ilona Szabó. Image of Peruvian protestor sign reading “somos la generación que hará caer a los corruptos”.

Democracia en una América Latina pospandemia

El 2 de diciembre de 2020, el Diálogo Interamericano organizó el evento en línea “Democracia en una América Latina pospandemia” en colaboración con Luminate. El panel discutió la condición actual y las perspectivas futuras de las instituciones democráticas en la región y los resultados de la nueva investigación de opinión pública de Luminate acerca de las percepciones cambiantes sobre la democracia durante la pandemia.

˙