La política polarizada de Colombia

Ben Raderstorf / Inter-American Dialogue

El jueves 8 de diciembre, Michael Shifter, Presidente del Diálogo Interamericano moderó un panel con respetados analistas colombianos. El panel, titulado “Navegando la Polarizada Política Colombiana”, presentó a Marta Lucía Ramírez, Ex Ministra de Defensa y actual Candidata Presidencial; Catalina Botero, Decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes y Ex Relatora Especial sobre la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; Fernando Cepeda, profesor de la Universidad de Los Andes y Ex Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas; y Rodrigo Pardo, Director Editorial de la Revista Semana y Ex Ministro de Asuntos Exteriores de Colombia.

Rodrigo Pardo opina que la tendencia a presentar candidatos mediante la recolección de firmas y no mediante la presentación por partidos demuestra la pérdida de credibilidad en los partidos. Sin embargo, a pesar de la amplia concurrencia de candidatos a las próximas elecciones, el  ardo considera que solo existen 5 candidatos viables:

  • Sergio Fajardo, cuya campaña goza de un recibimiento de la opinión publica muy positiva.
  • Gustavo Petro, por la izquierda. Las cifras le aseguran una participación muy importante en Bogotá y las ciudades de la costa, sin embargo, es poco probable que alcance la segunda ronda de elecciones.
  • El Ex Vicepresidente Germán Vargas Lleras, candidato con mucho potencial en estas elecciones, sin embargo su imagen está deteriorada sustancialmente, dada su salida del gobierno con un discurso crítico del proceso de paz, algo que no ha sido bien recibido por los electores.
  • En cuarto lugar está el candidato que sea decidido por la alianza entre los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana. Dicho candidato podría ser Marta Lucía Ramírez o algún otro de los que integran el Centro Democrático.
  • Finalmente, algún candidato del Partido Liberal, muy probablemente el Ex Vicepresidente Humberto de La Calle.

A pesar de que los candidatos enfocan su campaña alrededor del proceso de paz, los electores tienen otras prioridades, tales como la lucha contra la corrupción, acceso a salud y educación, y reducción de la pobreza.

Según Catalina Botero, existe un proceso electoral demasiado polarizado. Se trata de una elección dramática ya que “existen algunos [actores políticos] que desprecian el dolor de las víctimas de las FARC y no se han hecho cargo del dolor, y por el otro lado hay [otros actores políticos que] hacen política con los muertos.” Botero recalcó además cómo Colombia no es ajena al desencanto democrático y por ende, el discurso anti-sistema es rentable.

Fernando Cepeda repasó la historia política de Colombia y argumentó que a pesar de que Colombia careció mayormente de dictaduras militares y mantuvo un sistema bipartidista, el “sectarismo” político de ambos partidos tuvo como consecuencia la violencia que ha caracterizado al país durante las últimas décadas. El profesor refirió además que el fin de la violencia y el desgaste del sistema bipartidista han traído como consecuencia la actual situación de multipartidismo que quedó refrendado con la Asamblea Constituyente de 1991.

Marta Lucía Ramírez expresó que el país se encuentra ante una gran incertidumbre desde un punto de vista económico, incluyendo el grave problema de la corrupción, además de incertidumbre política e institucional. Para la candidata, el gobierno del Presidente Santos mientras se enfocó en alcanzar un tratado de paz abandonó otros temas neurálgicos como el combate contra la corrupción, y una reforma de la justicia colombiana, temas que para el próximo presidente deberán tener un papel destacado en el programa de gobierno.

Luego de las intervenciones de los panelistas, el evento continuó con una sesión de preguntas donde se trataron temas como la relación de Colombia con Venezuela y la desintegración democrática en este último, la inseguridad que aún prevalece en el país, los escándalos de corrupción relacionados con Odebrecht, la lucha contra el narcotráfico, y la entrada de las FARC en la política, entre otros. Los panelistas coincidieron que la gran polarización y división electoral hacen muy difícil predecir en este momento quién podría ser electo como próximo Presidente de Colombia.

Vea la grabación completa del evento aquí