La batalla legal sobre los miles de millones robados de Venezuela

Michael Camilleri speaks on NTN24's program NTN24

En esta entrevista para el programa NTN24, Michael Camilleri y Gustau Alegret hablan sobre la batalla legal que sigue entre Estados Unidos y otras naciones sobre el destino de fondos congelados o confiscados de funcionarios corruptos venezolanos. ¿A quién pertenecen estos fondos y cómo se están utilizando?

Comentarios de Michael Camilleri:

En principio, lo que establece el derecho internacional y específicamente la Convención Contra la Corrupción Internacional, es que esos fondos pertenecen al país del cual fueron robados, en este caso, sería Venezuela. Estados Unidos es parte de esa convención…y sus propias reglas internas del Departamento de Justicia establecen una cosa parecida. En principio, restando algunos gastos de litigio etc, esa plata recuperada—que fue robada del pueblo venezolano—debería devolverse al mismo pueblo venezolano.” 

“Es muy difícil saber [cuánto dinero es parte del caso venezolano]…sabemos que por muchos años ya Venezuela es uno de los países más corruptos del mundo. Además, por Venezuela históricamente pasa mucho dinero de la industria petrolera entre otras cosas. El nivel de la corrupción en Venezuela solo se puede describir como algo monumental—un nivel industrial de la corrupción—se hablan de miles de millones de dólares.”

“Si [la administración estadounidense usó el dinero confiscado para construir el muro]…no sería consistente con las obligaciones de los Estados Unidos bajo la Convención Contra la Corrupción y tampoco su propia política interna. Lo que no se sabe muy bien—porque ese fondo del Tesoro recibe plata de muchos casos no solamente los casos venezolanos—es dónde depositan toda la plata de confiscación de este tipo de casos. Entonces no se sabe si estos 600 millones de dólares que fueron para el muro, provinieron de los casos venezolanos o de otros casos. Sería muy importante que el Departamento de Justicia y el Departamento del Tesoro, aclare cuanta plata tiene de los casos venezolanos y si alguna da esa plata fue utilizada para el muro.” 

“No hay [ningún estatuto legal estadounidense] que permite dar seguimiento una vez que los fondos entran al fondo del Tesoro para saber a qué pertenece cada uno.” 

“En este caso…el gobierno venezolano reconocido por Estados Unidos—el gobierno de Juan Guaidó—estaría dando seguimiento a esos fondos y preguntado seguramente: ¿dónde están esos fondos, ya fueron confiscados, y cuál debe ser el destino de los mismos? En esas conversaciones bilaterales usualmente es donde se termina dando cumplimiento a esos compromisos internacionales. En la práctica, esta termina siendo una cosa bastante compleja, sobre todo cuando tienes un gobierno todavía con problemas de corrupción, al cual no puedes devolver la plata con confianza. O en el caso de Venezuela, que tienes esta situación de los dos gobiernos, uno que es reconocido por Estados Unidos y varios otros países del occidente y otro que controla territorio nacional dentro de Venezuela.” 

“Sí debería destinar al menos parte de este dinero a responder a la crisis de inmigración y refugiados, […] ayudando a esa misma gente venezolana que fue afectada por esa corrupción industrial.” 

[…]

Vea la entrevista completa aquí.