Políticas de primera infancia en América Latina: Informe de progreso en la implementación de la Agenda Regional

Este artículo también está disponible en: Inglés

Para promover la adopción de mejores políticas públicas que fomenten el desarrollo de los niños y niñas más pequeños, en noviembre de 2017 se firmó en Bogotá la Agenda Regional para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia. La Agenda, que suscribieron 22 representantes de distintos sectores provenientes de 11 países, define cuatro ámbitos en los que los participantes acuerdan priorizar sus esfuerzos: (1) Intersectorialidad y financiamiento, (2) Calidad de los servicios de desarrollo infantil, (3) Medición del desarrollo infantil, y (4) Colaboración y alianzas

Tras este acuerdo y con el fin de medir el avance del cumplimiento de los acuerdos de la agenda se desarrolló, de manera colaborativa, un instrumento para evaluar el estado de las políticas de primera infancia usando como referencia los acuerdos de la Declaración de Bogotá. Durante los años 2018 y 2020 centros de investigación de diez países junto al Programa de Educación del Diálogo Interamericano elaboraron informes nacionales que permiten monitorear el avance del cumplimiento de los acuerdos de la agenda de cada país en el tiempo.  

El presente documento sintetiza los resultados principales de estos diez informes en torno a los cuatro acuerdos, reconociendo las oportunidades de mejora y por sobre todo destacando las fortalezas que tienen los diferentes países en cada una de las áreas. Este informe tiene como objetivo informar a los gobiernos y a la ciudadanía de la región sobre el estado de las políticas de primera infancia y el cumplimiento de cada acuerdo de la Declaración de Bogotá, así como destacar buenas iniciativas que pudiesen servir de ejemplo para los demás países.

Lea el Informe de políticas de primera infancia

ALGUNOS DE LOS MENSAJES CLAVE:

Intersectorialidad y financiamiento: Casi todos los países han desarrollado en estos últimos 15 años una política integral de primera infancia, estrategias, o un plan nacional de infancia. Esto denota el reconocimiento de los gobiernos de la región a este grupo etario y su relevancia para el desarrollo humano. Como principales desafíos pendientes se observa la necesidad de mayor y mejor articulación intersectorial que pueda entregar una oferta integrada de prestaciones. Está en muchos países pendiente la institucionalización del plan, estrategia o política con un liderazgo claro y con poder político. Por último, hace falta una mayor claridad en la inversión en este grupo etario.

Calidad de los servicios de desarrollo infantil: Si bien ningún país que se incluye en este informe cuenta con un sistema de aseguramiento de la calidad que garantice la calidad de las prestaciones a la primera infancia, muchos de ellos están avanzando en esa dirección. También, se observa la necesidad de garantizar mínimos de calidad de los servicios educativos por parte de todos los actores, a nivel estructural, así como asegurar la calidad de los procesos. 

La medición del desarrollo infantil: Es importante destacar que la mayoría de los países han realizado esfuerzos por conocer el nivel de desarrollo de los niños y niñas en uno o más momentos. También, algunos han incluido evaluaciones en los sistemas de salud o educación, pero la mayoría de los países estudiados no tiene metas claras de desarrollo infantil para su población ni un plan de evaluaciones periódicas que permitan monitorear las políticas públicas.

Colaboración y alianzas: En cuanto a colaboración y alianzas, se observan diferentes niveles de participación de la sociedad civil en los temas de primera infancia en los países de la región. Sin embargo, ninguna de las políticas de primera infancia incluye una instancia de colaboración vinculante y los mecanismos para la participación permanente. Lo que si existen son instancias de asesoría o colaboración, más o menos formalizadas por parte del estado.

DESCARGUE EL INFORME COMPLETO AQUÍ.

Downloads


Related Links