Educación dual en América Latina: Desafíos y opportunidades

Este artículo también está disponible en: Inglés

América Latina está atravesando una crisis educativa. Cada vez más estudiantes están ingresando en la educación secundaria, pero muchos en toda la región muestran un dominio inadecuado en matemáticas, idioma y ciencias, como se demuestra en los exámenes estudiantiles nacionales e internacionales. También hay un claro desajuste entre las habilidades que se les enseñan a los jóvenes en la escuela y aquellas que requieren los empleadores. Las empresas constantemente reportan dificultades para encontrar talento calificado y dicen que la poca relevancia de la educación es una barrera importante. 

Además, un número alarmante de estudiantes no completan sus estudios secundarios. Alrededor de uno de cada tres estudiantes en la región no alcanza la educación secundaria, y de los que comienzan este nivel, sólo alrededor del 45% se gradúa.

Los sistemas de educación en la región no están preparando adecuadamente a los jóvenes para trabajar en cualquier nivel. La educación dual puede ser una herramienta poderosa para cerrar la brecha de habilidades, haciendo que la educación sea más relevante para las necesidades del mercado, fomentando una colaboración público-privada más estrecha y proporcionando a los jóvenes habilidades concretas y experiencia laboral. 

La educación dual es un enfoque educativo que divide el tiempo de un aprendiz entre una institución educativa (formal o informal) y una empresa que proporciona experiencia laboral y formación práctica para desarrollar habilidades ocupacionales y socioemocionales. Los programas de educación dual siguen un plan y formato de aprendizaje estructurado bajo la guía de un mentor o supervisor. 

El presente informe busca presentar el estado de la educación dual en la región, con el fin de identificar mejores prácticas, así como desafíos y oportunidades claves para crecer y mejorar los programas de educación dual en la región. Este informe se basa en un análisis de 40 programas de educación dual públicos y privados en la región, una muestra que incluye todos los programas a escala nacional en los países donde existen, que suelen ser de gran escala (por ejemplo, Formare (Brasil), SENA (Colombia), SENESCYT (Ecuador), SENATI (Perú)) y que a menudo tienen docenas de subprogramas (por ejemplo, en asociación con escuelas secundarias individuales). El análisis se basa en encuestas y entrevistas con líderes de distintos programas y expertos en el tema, así como la revisión de fuentes secundarias y de la literatura relevante. 

Este estudio presenta una visión amplia de la educación dual en América Latina, seguido por una detallada explicación de los siete desafíos y oportunidades de la educación dual en la región. Se concluye el estudio con seis recomendaciones de los autores. 

RECOMENDACIONES CLAVES: 

Desarrollar normas de calidad en colaboración con el sector privado: Las entidades locales y sectoriales, como los consejos de competencias de distintas industrias, pueden desempeñar un papel importante en la elaboración de directrices y normas para la capacitación que los aprendices reciben, incluso mediante la identificación de competencias personales, académicas y laborales, y sus indicadores.

Promover la colaboración y el intercambio regional de conocimientos: Dado que la educación dual es un modelo de educación relativamente reciente en América Latina, el intercambio de conocimientos es fundamental para su éxito en la región. Entre los países, las posibles acciones incluyen 1.) la creación de espacios de intercambio y de difusión regional que permitan a los países aprender de la experiencia de los otros países respecto a mejores prácticas y desafíos compartidos, y 2.) involucrar a entidades fuera de la región con experiencia en estos temas, como los organismos bilaterales europeos que ya han colaborado con países como Chile y México en el desarrollo y establecimiento de nuevos programas de aprendices. 

Invertir en investigación y recopilación de datos para la formulación de políticas: Dada la escasez de información sobre los programas de educación dual en la región, generar conocimiento empírico sobre estos programas es fundamental. En los países donde los programas son relativamente nuevos o de pequeña escala, los estudios piloto pueden producir la evidencia necesaria para apoyar la inversión pública en estos proyectos e impulsar el interés de distintos actores. En otros países, los estudios de seguimiento, las encuestas de satisfacción de los empleadores y las evaluaciones de impacto pueden ayudar a mejorar la calidad de los programas y apoyar la elaboración de las políticas para el sector.

DESCARGUE EL INFORME COMPLETE AQUÍ


Downloads


Related Links