Conclusiones de la Cumbre de la CELAC

Binetti Club de Prensa / NTN24

Bruno Binetti, investigador no residente del Diálogo Interamericano, fue invitado por el Club de Presa para compartir sus opiniones sobre temas urgentes en la región latinoamericana. Durante esta entrevista se abordó el intento de Andrés Manuel Lopez Obrador de fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la distribución de vacunas en el mundo y la creciente crisis migratoria con ciudadanos haitianos en la frontera estadounidense. 

COMENTARIOS DE BRUNO BINETTI:

Pregunta (P): ¿Qué podemos interpretar respecto a la diplomacia mexicana del Presidente López Obrador, durante su intento de fortalecer la CELAC e intentar debilitar a la OEA, ese organismo que no solo López Obrador, sino que otros gobiernos de la izquierda latinoamericana ven como un organismo con una excesiva influencia de los Estados Unidos?

Respuesta (R): Si fue primero la evidencia de que la diplomacia por Zoom no es una verdadera diplomacia. Creo que estamos viendo hoy también y bien probablemente veamos algo de eso en la Asamblea General a la que estas asistiendo en Nueva York. La diplomacia presencial y las cumbre presidenciales tienen que ser cara a cara. Así es como se pueden expresar tanto las coincidencias como las diferencias. Hasta ahora, teníamos una diplomacia al nivel global, al nivel norteamericano, prácticamente congelada y me parece que es positivo que las diferencias se hablen y se discutan en público. Sobre todo cuando estamos hablando sobre temas tan sensibles como la aplicación a los derechos humanos. Que esto se lo pueda plantear frente a frente, me parece algo muy importante. Segundo, como decía Amado, si la ambición del gobierno de López Obrador era que esta cumbre de la CELAC iniciase un camino hacia el remplazo de la OEA, me parece que ya de entrada el objetivo era totalmente irrealizable y se trataba más de una operación de relaciones publicas de gobierno mexicano que otra cosa.

Esto también se conecta con la invitación a Díaz Canel. Parece que Cuba siempre es para los gobiernos mexicanos y también de otros países latinoamericanos, una forma fácil de marcar autonomía frente a los Estados Unidos. Entonces para un gobierno como del López Obrador, que tiene pocas oportunidades para declarar su autonomía a los Estados Unidos por lo vinculo comercial que existen, por la política represiva del gobierno mexicano en contra de la inmigración en su frontera sur con el apoyo de los Estados Unidos. Esto, tanto la cumbre de la CELAC como la invitación de Cuba, son un área donde López Obrador puede demostrar cierta autonomía de los Estados Unidos y enviarle un mensaje para el gobierno de Biden de cierta independencia. Esto fue siempre así y no hay ninguna novedad. En cuanto a los resultados concretos de la cumbre son pocos. Que se haya realizado es en sí mismo muy importante. Como te decía, que los líderes se vean cara a cara después de tanto tiempo me parece algo positivo. La agenda en sí fue interesante, tanto en conversaciones sobre política sanitaria como medioambiente, pero hasta ahora no hemos pasado de las intenciones. Los líderes se comprometieron a formar un fondo de quince de millones de dólares para combatir el cambio climático, lo cual dada la dimensión de lo que se necesita para combatir este tema es poco mas que simbólico, pero definitivamente abre un escenario para una organización como la CELAC que hasta hace poco tiempo parecía muerta.

[…]

P: ¿Bruno, qué esperar de esta cita diplomática internacional en la Asamblea General de Naciones Unidas?

R: Bueno, como bien señalabas, hay muchos temas en la agenda. El primero es la enorme brecha que existe en la distribución de vacunas a nivel mundial. En ese sentido la administración de Biden, si bien donó decenas de millones de vacunas, no ha habido esfuerzos para una articulación mundial de la distribución de vacunas. Seguimos con inmensas diferencias, de hecho, muchos lideres van a enviar un video porque el porcentaje de vacunaciones en sus países es tan bajo que representaría incluso un riesgo realizar el viaje. Ha faltado liderazgo de los Estados Unidos y de Europa también. El mecanismo Covax para distribuir vacunas a países de desarrollo no está ni cerca de cumplir sus objetivos de mínima. Me parece que esto muchos países de desarrollo lo van a mencionar en sus discursos en la Asamblea General, y así debería ser.

[…]

P: ¿Sorprende que no estuviese uno cuándo el efecto de México de una manera tan importante? Y estos migrantes no son solo mexicanos, no son solo centroamericanos, como había pasado en las ultimas décadas, hay cubanos, hay haitianos, y de hecho, el problema que tiene la administración estadounidense en esta zona donde se acumula gran parte de estos migrantes que quieren entrar en los EUA y de hecho, hoy, conocimos como los EUA ha comenzado a repatriar haitianos. A un país que ha sufrido terremoto, que ha sufrido una crisis política, que no levanta cabeza y que son devueltos de manera expedita de los EUA, Bruno.

R: Me parece que si el tema no estaba en la agenda no había ninguna garantía de que la discusión fuese productiva o que hubiese algún nivel de acuerdo entre los presidentes. Recordemos que el gobierno mexicano, a pesar de discurso, es un actor necesario y un participe necesario en la política de los EUA de impedir o intentar frenar, en su mayoría, a los migrantes que vienen de Centroamérica e intentan ingresar a México a través de su frontera con Guatemala. El gobierno de López Obrador, como sus antecesores antes ha desplegado militares y policías y la guardia nacional en la zona. Han habido casos documentaos de violaciones de derechos humanos y uso excesivo de la fuerza. E incluso estos países centroamericanos también han tenido acuerdos, en el pasado, para intentar impedir que sus ciudadanos inicien el viaje hacia la frontera de los EUA y México. Tenemos también el drama de los más de cinco millones de venezolanos que se han ido del país en los últimos años y las condiciones en la que viven en muchos de los países de la región; con la cual nadie tienen su casa suficientemente en orden como para abrir una discusión que sería políticamente muy tensa. Y también refleja esto los limites de la retórica de la hermandad latinoamericana. Me parece que estas ambiciones de generar una nueva OEA y una Unión Europea pero en America Latina, están muy alejadas de la realidad en la medida en que no nos sentemos a discutir temas tan sensibles como las vacunas, la migración y la democracia los cuales hacen a la vida de millones de latinoamericanos.

[…]

VEA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ:


Related Links