China y la “diplomacia de mascarillas” en América Latina

Gustau Alegret & Margaret Myers NTN24

El 17 de abril, Margaret Myers, directora del programa de Latinoamérica y el mundo, fue invitada al programa Cuestión de Poder con Gustavo Alegret en NTN24. En esta entrevista, Myers habló sobre el rol crucial de China en el combate del coronavirus en Latinoamérica, así como la “diplomacia de mascarillas” o “mask diplomacy” impulsada por este país. Myers brindó un análisis sobre las futuras implicaciones en el comercio internacional, el poder y capacidad de China en gobernanza mundial, sus efectos en la imagen internacional de Estados Unidos y las relaciones de China con otros países de la región como Ecuador, Argentina y Venezuela.

Comentarios de Margaret Myers:

“Por parte de China ciertamente, existe una nueva forma de diplomacia, la “diplomacia de las mascarillas”. Hemos visto venta y donaciones de mascarillas y equipo médico, así también como consejos en todo el mundo. No solo por parte de Beijing, pero también de compañías chinas como Huawei, compañías de tecnología y compañías en el ámbito médico. Es una diplomacia coordinada por parte del Gobierno de China. Vemos los efectos no solo en Latinoamérica, sino también en Europa y África”.

“Además de la donación y venta de equipos, hemos visto una iniciativa de cambiar e influenciar la percepción de la población de América Latina y otras partes del mundo sobre la relación entre China y el coronavirus”.

“Existen varias intenciones tras la “diplomacia de mascarillas”. Una de ellas es limpiar la imagen de China. No quieren que China sea visto como únicamente el origen del virus. De igual forma, [esto] es una manera de demostrar que China sí puede jugar un papel importante en asuntos globales. [Igualmente], es una oportunidad muy importante para las compañías chinas de demostrar sus tecnologías médicas y posiblemente abrir mercados en un futuro, por el momento en materia de coronavirus, pero en el futuro para otras industrias”.

“La imagen de los Estados Unidos está sufriendo no solo por China, sino también por las acciones que Estados Unidos ha estado tomando respecto al virus. A su vez, existen actores que pierden. Por ejemplo, había ventas y donaciones de equipos médicos de mala calidad a África, Italia y otras partes del mundo. Argentina dijo que había recibido equipos de mala calidad y estaban tratando de devolverlos a China. Por otro lado, es muy posible que exista una pérdida en la confianza de la gobernanza democrática y en su eficacia en el mundo. Creo que es muy probable que en el futuro veamos discusiones sobre la capacidad de gobiernos autoritarios y gobiernos democráticos para combatir estas dificultades, nuevos problemas médicos, etc… Es una cuestión política que tendrá grandes consecuencias en América Latina y en el mundo”.

“Cada vez que Estados Unidos sale de una organización internacional, vemos que China y otros países toman estos lugares. Ya ha pasado en otras organizaciones. Es una gran lastima la decisión [de Estados Unidos] de salir y no apoyar a la [OMS]. Esto significa que otros países, sobretodo China, van a tener un papel mucho más importante en el futuro sobre todo en la gobernanza global en asuntos médicos”.

“Creo que China no tiene mucho interés en cambiar la situación comercial en Latinoamérica por el momento. China ve a la región en términos comerciales. Respecto a la complementariedad comercial, el país ve a América Latina como una fuente de materias primas y a su vez como un mercado para exportaciones chinas de alta tecnología. Eso no va a cambiar, es fundamental en la relación comercial. Lo que China sí puede hacer, si tiene capacidad después de tratar su crisis económica, es ayudar a estos países a resolver ciertos temas con sus deudas. Ecuador y Argentina todavía tienen deudas chinas. Podrían en un futuro ofrecer mecanismos para manejar la deudas que son más graves, como en el caso de Ecuador”.

“No estoy segura de si China va a cooperar con Rusia o Cuba en su decisión de ayudar a Venezuela. Por ahora, China ha tomado sus propias decisiones. En otras ocasiones ha recibido ayuda de Rusia, por ejemplo, en el transporte de petróleo de Venezuela a otros mercados. Ahora, no hemos visto mucha ayuda de China a Venezuela. Hubo una delegación médica que llegó a Venezuela a finales de marzo, pero en general no hemos visto más inversión ni financiamiento. Es posible que en el futuro el escenario cambie. Resulta importante destacar que China no ha dado ayuda a Venezuela en los últimos tres años. Tiene mucho miedo a dar más al gobierno de Maduro en este momento”.

Vea la entrevista completa en NTN24