Agenda Exterior: España y América Latina

Sánchez interviene en un evento internacional sobre el COVID-19 (25/09/2020) La Moncloa / Flickr / CC BY-NC-ND 2.0

A 35 años del primer acuerdo de Esquipulas, en el que los líderes centroamericanos se comprometieron a una paz duradera en la región, Bruno Binetti, investigador no residente del Diálogo Interamericano, Manuel Alcántara, Carmen Beatriz Fernandez, Salvador Martí i Puig, Erika Rodríguez Pinzón, Jose Antonio Sanahuja y Esther Solano Gallego conversaron con Política Exterior sobre el rol que España juega, hoy en día, en América Latina. 

COMENTARIOS DE BRUNO BINETTI: 

“Sería injusto comparar la situación actual con la de los años ochenta, porque el contexto internacional es otro. En esa época, España era de los pocos países extra-regionales con verdadero interés en América Latina, además de Estados Unidos. Asimismo, el éxito de la transición española a la democracia inspiraba a los países latinoamericanos, que intentaban dejar atrás sus dictaduras. Esto se reflejó en la intensa agenda de España en la región y en la ola de inversiones españolas en sectores estratégicos como las telecomunicaciones y la banca que tuvo lugar en los años noventa, aprovechando las privatizaciones en América Latina.

Ambos lados de la relación cambiaron mucho desde entonces. España debe articular su política exterior dentro de la Unión Europea, lo cual reduce su capacidad de maniobra. Por su parte, América Latina diversificó sus vínculos externos, sobre todo con Asia, el nuevo motor de la economía mundial. El ejemplo más claro es la presencia de China en materia comercial, de inversiones y de financiamiento, particularmente en Suramérica.

Esto no significa que no haya espacio para profundizar la relación. España sigue siendo un actor clave en las discusiones entre América Latina y Europa, como lo muestra su protagonismo en el (ahora trabado) acuerdo Mercosur-UE. Además, las empresas españolas son líderes en energía renovable, un sector fundamental para el futuro de América Latina. Los vínculos históricos y culturales entre España y América Latina son irremplazables, pero lógicamente tienen menos peso que antes, en un mundo mucho más interconectado y complejo.”

[…]

LEA LA ENTREVISTA COMPLETA EN POLÍTICA EXTERIOR


Related Links