Inter-American Dialogue / Ben Raderstorf

El martes 24 de Enero el Diálogo Interamericano junto a la Universidad de Georgetown y a NTN24 recibieron para un episodio de “Club de Prensa” a Marc Bassets, corresponsal jefe de “El País” de Madrid en DC; Claudia Trevisan, corresponsal de “O Estado de Sao Paulo” de Brasil; Erick Langer, profesor de la Universidad de Georgetown; y Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano. 

La conversación se concentró en las predicciones de los mencionados sobre las políticas de Trump con respecto a  Latinoamérica. “La opinión pública en México está muy preocupada  y ansiosa por la presidencia de Trump” comentó Michael Shifter. Durante la reunión se presentaron varias perspectivas interesantes sobre el futuro de las relaciones con Cuba, el Plan Colombia y la crisis en Venezuela. 

En las palabras de Michael Shifter: 

 “Ojalá que se pueda buscar una modernización de NAFTA. Han pasado 20 años desde que se firmó, han cambiado muchas cosas, hay otros actores, hay otros temas –  hay que ver esta situación como una oportunidad para modernizar y mejorar NAFTA tanto como para Estados Unidos como para México.”

“El mayor legado de Barack Obama en América Latina es la apertura hacia Cuba, y si la estrategia de Trump es deshacer todo lo que ha hecho Obama, lo lógico sería que también vaya a deshacer lo que hizo en Cuba y vaya a proceder con un retroceso dramático. No estoy seguro de si eso va a pasar. El problema con Cuba es que hay muchos contrapesos –  contrapesos que le importan a Trump como los negocios.”

“No creo que esté en peligro la cooperación entre Estados Unidos y Colombia. Creo que Colombia es reconocida como un gran aliado estratégico de los EEUU.  Plan Colombia ha sido una de las iniciativas más exitosas, y me da la impresión de que en el congreso, tanto por el lado demócrata como el republicano, no hay una intención de acabar con esa inversión. Lo que sí se puede esperar es más preocupación sobre el tema del narcotráfico, ya que hay un plan por parte del gobierno Colombiano de reducir la producción de coca. En el tema de drogas podemos esperar mucha más fuerza, firmeza y presión por parte de la administración y del congreso de EEUU.”

“Tendría mucho sentido que los gobiernos latinoamericanos se unan y conversen, traten de compartir impresiones e interpretaciones de lo que está pasando, y que pasos deberían tomar estratégicamente ante este nuevo gobierno en EEUU, muy incierto, muy complicado. Hay tanto en juego en la región y unos temas tan diversos, que para poder superar esto, tiene sentido que se unan y conversen.”

Primera Parte:

Segunda Parte: